Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Minería vs. turismo
Por Magalí Rey Rosa - Guatemala, 29 de junio de 2007

Izabal, uno de los departamentos con mejores condiciones para el desarrollo ecoturístico en Guatemala, corre el grave peligro de perderlas, si el Gobierno autoriza las solicitudes mineras para extraer níquel, cobalto, oro y cualquier otro mineral que se encuentre en el subsuelo.

La explotación minera no amenaza solamente a la industria turística. Izabal es el único departamento que tiene bosque tropical lluvioso en Guatemala; allí se encuentran áreas protegidas muy importantes, y comunidades indígenas y campesinas que viven de la pesca y la agricultura en los alrededores del lago y en las montanas.

Según el “mapa de derechos mineros en solicitud” que aparece en la página web del Ministerio de Energía y Minas, con fecha de mayo del 2007, cinco de las solicitudes se encuentran a orillas del lago, una en las playas del Atlántico y una toca Bocas del Polochic.

La concesión que originalmente fuera de Exmíbal, que este gobierno renegoció y autorizó, de la Compañía Guatemalteca de níquel (realmente Skye Resources de Canadá), abarca más de 240 kilómetros cuadrados, a pesar de que la actual Ley de Minería indica que una licencia de explotación no debe exceder los 20 kilómetros cuadrados.

Se trata -claramente- de la explotación de nuestros recursos para beneficio de corporaciones transnacionales; y de la destrucción irreversible de nuestras montañas y su biodiversidad, además de la contaminación del agua, que eventualmente afectará a los habitantes del departamento.

Cuando los pobladores de Izabal manifestaron su temor por el excesivo consumo de agua que caracteriza a las operaciones mineras hidrometalúrgicas (separación de metales a partir del uso de agua) la compañía niquelera aseguró que se utilizaría el proceso pirometalúrgico. Pero al consultar la página web de Skye Resources, encontramos documentos en los que se expone que se utilizará pirometalurgia en una primera etapa, y que luego podría ser hidrometalurgia.

Si eso se explicaba, o no, en alguna de las diferentes Evaluaciones de Impacto Ambiental en las que se seccionó (tan hábil y perversamente) el proceso de explotación metálica, ya no importa.

Muy probablemente el Ministerio de Ambiente hubiera aprobado cualquier cosa. Este es sólo un ejemplo que ilustra el apoyo incondicional del Gobierno de Guatemala a la explotación de metales.

Estamos perdiendo irreversiblemente excelentes oportunidades para el desarrollo del ecoturismo, actividad que podría mejorar las condiciones de vida de miles de guatemaltecos. Como estamos en tiempos preelectorales, es pertinente preguntar, a los aspirantes a la Presidencia y a las alcaldías, qué actividad van a fomentar, porque la minería y el turismo no son compatibles.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.