Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cambio climático, ¿y qué?
Por Magalí Rey Rosa - Guatemala, 17 de agosto de 2007

Parece que la única preocupación del Gobierno es que los negocios sigan; los pobres, ¡que se adapten!

“Adaptándonos al cambio climático” se llama la impactante presentación que hizo Edmundo de Alba durante el VI Diálogo Interamericano del Agua. De Alba es miembro del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (PICC), que reúne a más de cuatro mil científicos y expertos de todo el mundo, quienes trabajan de manera voluntaria para interpretar lo que se ha investigado sobre cambios en el clima de nuestro planeta.

El último informe del PICC indica que el calentamiento global es inequívoco, de acuerdo con las observaciones de las temperaturas globales de la atmósfera y océanos, así como al derretimiento de las capas de hielo.

Los incrementos globales en la concentración de gases de efecto invernadero se deben principalmente al uso de combustibles fósiles y al cambio de uso de suelo. Las concentraciones de carbono (CO2) reportadas para el año 2005 exceden, con mucho, el intervalo natural (entre 180 y 300 partes por millón) determinado para los últimos 650 mil años... y los gases de efecto invernadero siguen acumulándose.

Todos los continentes y la mayoría de los océanos están afectados ya por el cambio climático.

De acuerdo con los mejores modelos internacionales, la temperatura se incrementará entre 1.8 y 4 grados. Las cubiertas de hielo y el hielo ártico y antártico se contraerán; los calores extremos, las olas de calor y los eventos de alta precipitación serán más frecuentes.

Los huracanes y tifones serán más intensos; en las latitudes altas lloverá más, en las áreas subtropicales lloverá menos. Los mares crecerán entre 9 y 88 cm... lo que implica un alto riesgo para las zonas bajas. Y todo esto significa que aumenta el peligro para el bienestar humano, en todo el mundo.

Para Centroamérica, el cambio climático es aún más preocupante, porque estamos en una de las áreas naturalmente más vulnerables del planeta.

Quién sabe cómo interpreta el Gobierno de Guatemala la amenaza del cambio climático, porque da la impresión de que se empeña en seguir permitiendo y hasta fomentando la devastación ambiental.

O tal vez los funcionarios creen que entregar nuestros territorios, nuestra agua y nuestros bienes naturales a las transnacionales extranjeras es la manera más inteligente de adaptarnos a los efectos del cambio climático.

Para muestra, tres botones: por decisiones de funcionarios del actual gobierno no se respetará a los habitantes de Río Hondo que no quieren una hidroeléctrica por temor a perder su agua; habrá nuevos desalojos en Izabal, para favorecer a la CGN; y la Montana Explotadora descargará sus aguas contaminadas en el río Cuilco. Seguramente el Ministerio de Ambiente vigilará… pero que las cosas salgan bien para las transnacionales.

Ajá, ya hay cambio climático, ¿y qué?

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.