Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Lucha de clases en Antigua
Por Adolfo Méndez Vides - Guatemala, 20 de septiembre de 2007
mendezvides@itelgua.com

Los del casco antiguo contra los de las aldeas.

El proceso electoral revolvió la vida pacífica en el valle de Panchoy y tiene enfrentada a la ciudadanía antigüeña. Perdió la candidata del casco antiguo por unos cuantos votos, y el nuevo Alcalde fue elegido por los habitantes de la periferia, que son muchos más, y según se afirma, gracias a una ayudita fraudulenta que el TSE tendrá que comprobar. Los perdedores están manifestando su enojo vestidos de luto, furiosos porque Antigua se está deteriorando y su voto no tiene poder; porque el gran proyecto para poner remedio al desgaste se les fue de las manos por culpa de los vecinos que viven hacinados en los municipios. Y estos reaccionan ofendidos, porque ellos son también parte de la ciudad, trabajan y mantienen la actividad del turismo, maman de las ruinas, pero les indigna que los “poderosos”, como los identifican, les quieran quitar el derecho al voto al proponer como solución mágica, para el futuro, la independencia de poderes, un Alcalde para unos y otro para los demás. El enfrentamiento se está exagerando como si la propuesta consistiera en amurallar la ciudad y poner un cartelito de “nos reservamos la admisión”.

Todo demuestra que los intereses particulares son superiores al objetivo, cuando para todos, lo más relevante debería ser salvar la ciudad del proceso de escuintlanización. Antigua luce descuidada, es destruida por el transporte pesado que atraviesa sus calles, removiendo piedras y monumentos, por el descontrol del tráfico. La suciedad se acumula. Una grieta gigantesca se está formando debajo del convento de La Merced, donde hay un pozo que llega al centro de la Tierra, y la inmensa zanja amenaza con tragarse media ciudad. Es tal el abandono y desconcierto que el actual Alcalde no pudo reelegirse, y otro ha heredado las urgencias. Lo que es obvio es que la candidata urbana no fue capaz de llevar su propuesta política a los municipios, y que el doctor Vivar, actual ganador, no ha podido entender a los vecinos que deberá representar. El problema está en los políticos incapaces de proyectarse, y ahora el orgullo y el resentimiento de la población han emergido para complicar más el problema. La sola propuesta de división del poder agudiza el conflicto. Para evitar la polarización y que no se afiance esta “lucha de clases” trasnochada, es necesario que el ganador y la perdedora se pongan de acuerdo, que se reúnan, que el nuevo Alcalde implemente el plan que la ciudad pide a gritos, porque en la medida que la ciudad mejore y luzca conservada, continuará siendo fuente de riqueza. De otra manera solo aumentará el cordón de miseria en los cerros, con sus champas de lámina; la inseguridad de los cuidacarros; la molestia de los patojos que roban cámaras y dólares a los turistas, quienes calman el hambre comiéndose a la gallina de los huevos de oro.

Fuente: www.elperiodico.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.