Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cuba: gratitud y verdad
Por Marco Vinicio Mejía - 14 de abríl de 2004

Un grupo de importantes personalidades del país emitió una declaración pública dirigida al pueblo y gobierno de Guatemala, en la cual manifiestan que el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba hizo posible la llegada de una misión médica isleña conformada, durante 2003, por 550 cooperantes. La asistencia caribeña se había extendido por 4,220 comunidades y salvó 157,216 vidas, lo cual representa que, por cada fallecido durante la acometida del huracán Mitch en Centroamérica (30,000), se salvaron más de 5 vidas. A esto se agrega la oportunidad brindada a 715 jóvenes guatemaltecos para estudiar en universidades cubanas; de ellos, 607 formándose como médicos. Toda esa ayuda ha sido posible gracias a los logros en salud pública experimentados en Cuba durante los últimos decenios de revolución. A pesar del bloqueo y la agresión sistemática en su contra, Cuba ha alcanzado objetivos sociales, culturales y políticos que la mayoría de nuestros países están lejos de realizar.

Los manifestantes advierten que, "antes de quejarse por la falta de libertades en otros países, falta ver las grandes privaciones sufridas en esta Guatemala infestada de alienación cultural, analfabetismo y mortalidad infantil. En nuestra república no faltan quienes se rasguen las vestiduras contra el sistema cubano, amparados en los principios mal digeridos que sustentan la democracia del escándalo que padecemos."

Es importante destacar que el manifiesto lo firman representantes y ex representantes políticos de la población como Alfonso Bauer Paiz, Marco Augusto Quiroa, Ricardo Rosales Román, María Concepción Reinhardt, Carlos Gallardo Flores, Antonio Móbil y Mario René Chávez, a quienes se agregan Víctor Hugo Cruz, José Barnoya García, Roberto Díaz Castillo, Jorge Álvaro Sarmientos y Roberto Díaz Gomar. Este respetable grupo advierte que "La situación de los derechos humanos en Cuba no se compara con las recientes agresiones y matanzas en Iraq y Afganistán, por parte de Estados Unidos y Gran Bretaña; el intervencionismo en Haití que sólo ha provocado caos e ingobernabilidad y el violento expansionismo israelita que erige un muro de la ignominia para confinar al pueblo palestino en un gigantesco campo de concentración. Quienes condenan la firmeza cubana contra una oposición mercenaria, olvidan el trato cruel e inhumano sufrido por los prisioneros en la base naval de Guantánamo y el hecho de que en Estados Unidos no existe Comisión de Derechos Humanos para denunciar atrocidades de toda clase. Naciones Unidas designa relatores para diversos países, pero no nombra visitadores para detener el racismo judicial en Estados Unidos, en donde se aplica la pena de muerte, sobre todo, a pobres, negros e hispanos."

Los manifestantes piden al gobierno de Guatemala: "Abstenerse de votar en cualquier iniciativa promovida directa o indirectamente para condenar a Cuba dentro de la Comisión de Derechos Humanos que se reunirá en Ginebra. Abstenerse ante la propuesta anticubana no significa avalar el modelo de desarrollo escogido por el pueblo caribeño. Es optar por la verdad y representa una posición soberana en contra de un ejercicio innecesario y estéril. Sólo al pueblo cubano corresponde decidir su futuro, pues su destino no lo puede determinar una política constante de agresión y bloqueo económico y cultural."

Por aparte, piden al pueblo de Guatemala que adopte "una actitud más serena y realista ante Cuba, de manera que sus grandes logros sean una guía de acción y colaboremos en la superación de sus errores. Empecemos por reconocer la inexistencia de sociedades perfectas y que los grandes enemigos de Cuba, ejemplarmente igualitaria, radican en sociedades profundamente desiguales como la nuestra. Cuba ha demostrado su solidaridad y la mejor forma de demostrar gratitud es con la verdad. Más allá de las posturas ideológicas se encuentran los ideales siempre vivos de trabajar para que nuestra sociedad sea más justa y fraterna."

Tomado del diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.