Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Chixoy, obra sangrienta
Por Marco Vinicio Mejía - Guatemala, 19 de febrero de 2005

Las comunidades desplazadas por la construcción de la hidroeléctrica Pueblo Viejo-Quixal, en la cuenca del río Chixoy, demandaron al Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Considerada "la obra más grande del hombre en Centro América", fue construida entre 1976 y 1983 con préstamos del BID y el BM. El gobierno italiano aportó financiamiento bilateral y el grupo LAMI planeó, diseñó y supervisó la construcción de la presa para que generara 300 MW de electricidad. Descuidos y errores incrementaron los costos de construcción de US$270 a US$1.02 mil millones. Nunca hubo evaluación ambiental. Se supo que la presa iba a edificarse sobre una falla geológica después del terremoto de 1976, justo antes de empezar la construcción. Al rediseñarla para resistir sismos, hubo una demora de 15 meses para principiar los trabajos. Después hubo otros rediseños al encontrar que su base rocosa estaba llena de huecos y fallas. Al final, el túnel de presión para llevar el agua del embalse al generador se derrumbó dos veces durante su excavación, atrasándose la construcción otros 14 meses. Hasta julio de 1983 empezó a generar electricidad. Otros daños en el túnel de presión provocaron el cierre del generador a los 5 meses del inicio de operaciones y las reparaciones costaron US$57 millones, provenientes de otro préstamo del BM. A principios de los noventa se encontraron más fugas. Nunca ha operado a más del 70 por ciento de su capacidad. Un Informe Confidencial del BM (1991) aseguró que "Chixoy ha sido un desastre económico." Cada año se gastan más de US$8 millones en el mantenimiento de su estructura. Se cree que la presa no durará más de 20 años, pues en algunas partes del embalse el sedimento ha alcanzado la entrada al túnel.

La otra faceta histórica de la presa es sangrienta. La Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) concluyó que el 13 de marzo de 1982, efectivos del Ejército y patrulleros civiles ejecutaron a 177 personas indefensas de la comunidad de Río Negro, Rabinal (70 mujeres y 107 niños). La masacre fue precedida y seguida por otros hechos de violencia. La resistencia de la población civil contra la construcción de la hidroeléctrica fue instrumentalizada por la guerrilla, situación que condujo a la represión violenta por parte del Ejército y los paramilitares.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.