Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mordiéndose la cola
Por Marco Vinicio Mejía - Guatemala, 26 de mayo de 2005

Las agencias noticiosas insisten en denominar como "anticastrista" a Luis Posada Carriles. En realidad, es un enemigo de la humanidad. Es un terrorista formado -o deformado- en las filas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA.) En 1960 realizó atentados terroristas en México. Desde Venezuela, en 1976, provocó el estallido de un avión en vuelo de Cubana de Aviación, con saldo de 73 personas muertas. En 1985, huyó de una cárcel en Venezuela, con el auxilio de la CIA, matriz con la que colaboró en El Salvador y respaldó las acciones terroristas de la contra nicaragüense. En Guatemala, fue reclutado por el gobierno de Marco Vinicio Cerezo Arévalo. También se sabe que en Panamá organizó un atentado contra Fidel Castro.

Con la detención de Posada Carriles en Estados Unidos, la serpiente se mordió la cola, pues el "Norte revuelto y brutal" protege a un agente del terrorismo, en abierta contradicción con la política antiterrorista que no duda en ejercer desde 1998, al lanzar la "guerra preventiva" contra los gobiernos considerados como integrantes del "eje del mal".

Esa postura contrasta con el acuerdo de colaboración antiterrorista, establecido en 1997 entre Cuba y Estados Unidos, por intermedio de Gabriel García Márquez. Uno de los resultados fue la advertencia a La Habana de que dos guatemaltecos preparaban atentados con bombas en la isla, los cuales fueron arrestados de inmediato. También, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), tuvo información constante sobre las conspiraciones terroristas desde Miami. La colaboración entre Estados Unidos y Cuba terminó en 1998, después de que la mafia cubana se impuso, electoral y fraudulentamente en la Florida, el Estado cuyo gobernador es el hermano del señor "W" Bush. Desde entonces, la FBI inició la persecución de los informantes que La Habana infiltró entre los terroristas de Miami, lo que impidió detectar a los pilotos que allí se entrenaban para atentar contra las Torres Gemelas.

Los halcones de la Casa Blanca adoptaron el terrorismo como política de Estado. Emprendieron la "guerra preventiva" contra Afganistán e Irak; apoyan el terrorismo antirruso en Asia central, y justifican los asesinatos y el terrorismo de Estado que comete Israel contra los palestinos. Ahora, las buenas conciencias en Guatemala deben exigir el esclarecimiento de las "razones" que tuvo el gobierno demócrata-cristiano de Cerezo para reclutar a Luis Posada Carriles, terrorista consumado y engendro de la CIA.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.