Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 5 - 2008

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Giammattei y las masacres
Por Marco Vinicio Mejía - Guatemala, 12 de junio de 2021


Hace 39 años, el 1 de junio de 1982, efectivos del Ejército de Guatemala llegaron a torturar y desaparecieron a una familia de la aldea Pambach, en Alta Verapaz. Al día siguiente, los militares regresaron a la comunidad. Robaron, mataron animales de patio y desalojaron a las personas de sus casas. Unas fueron torturadas antes de conducirlas frente a la escuela y la ermita de la población. Separaron a hombres de mujeres y a la niñez. Ordenaron que se pusieran boca abajo, amenazando con matarlos. Varias mujeres fueron violadas frente a sus familias. Algunas que estaban embarazadas abortaron y quedaron con lesiones gravísimas.

Esta masacre es una de varias perpetradas durante el enfrentamiento armado, en las regiones alrededor de Cobán. Más de 60 masacres ocurrieron solo en la Franja Transversal del Norte y miles de personas fueron desaparecidas. Si bien los testimonios de las personas sobrevivientes se documentaron en los años ochenta, la impunidad se mantiene.

En el 2012, cinco ex miembros de las PAC (patrullas de autodefensa civil) fueron condenados por su participación en la masacre de Plan de Sánchez, cometida el 18 de julio del 1982. Los soldados y los patrulleros detuvieron a los residentes maya achí de la comunidad y los torturaron, violaron y asesinaron. Eran más de 250 víctimas. Obligaron a los sobrevivientes a cavar las fosas para sepultar a los ejecutados. Hubo testimonios en 2012 sobre la existencia de otras fosas comunes en la antigua Zona Militar 21, que ahora es una base de entrenamiento para las fuerzas de paz de las Naciones Unidas, conocida como Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (CREOMPAZ). Por esa masacre se condenó a cinco acusados a 7610 años de prisión por asesinatos y crímenes de lesa humanidad. También se ordenó al Ministerio Público la verificación de otras fosas clandestinas. La sentencia no incluyó a quienes ordenaron la masacre, pero permitió realizar investigaciones sobre la responsabilidad de los altos mandos militares.

Al principio, los cementerios clandestinos en CREOMPAZ fueron investigados en conexión con la masacre del Plan de Sánchez, pero pruebas de ADN vincularon el sitio con desapariciones forzadas en otras seis comunidades en los departamentos de Alta y Baja Verapaz: Panbach, Río Negro, Caserío Chituj, Chiacal, Barrio San Sebastian y Chisec.

Entre 2012 y 2015, la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) realizó 14 exhumaciones en CREOMPAZ. Encontraron 558 osamentas en 4 fosas (algunas de las fosas comunes más grandes halladas en Guatemala). Noventa de los restos encontrados eran de niños. La mayoría presentaban señales de tortura, con contusiones en la cabeza y la garganta. Presentaban señales de tiro de gracia, vendados los ojos y con lazos o cadenas alrededor de los tobillos y cuellos. La FAFG confirmó que 128 de las osamentas eran de personas desaparecidas entre 1981 y 1988. Durante ese período, se estableció la cadena de mando que regía en la Zona Militar 21.

Hasta ahora se ha obstaculizado que haya justicia para las víctimas de estas masacres. El gobierno de Alejandro Giammattei es el más reciente en evadir la responsabilidad de resarcir a las víctimas de la masacre de Río Negro (Chixoy), al emitir el Acuerdo Gubernativo 99-2020 del 30 de julio de 2020 y publicado en el Diario de Centro América el viernes 31 de julio de 2020. El 1 de septiembre de 2020 presenté acción de inconstitucionalidad general de ley de ese Acuerdo Gubernativo, suscrito por el presidente en consejo de ministros y refrendado por la ahora magistrada Leyla Susana Lemus Arriaga. Mi acción de inconstitucionalidad tiene número 2867-2020. Este régimen nefasto pretende no cumplir con el resarcimiento al que fue condenado el Estado de Guatemala por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Imagen principal, mapa de los proyectos gubernamentales en la Franja Transversal del Norte y lugares donde ocurrieron las masacres entre 1981 y 1988. Recuperado de Wikipedia

 

Fuente: gazeta.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.