Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Disentir es patriótico…
Por Oscar Clemente Marroquín - 21 de julio de 2004
ocmarroq@lahora.com.gt

La estrategia electoral de Bush está funcionando tal y como él y Cheney la habían previsto, puesto que la idea era colocar al elector en la disyuntiva de mostrar su patriotismo en el respaldo a las tropas que libran la guerra en Iraq y, de paso, al Presidente de los Estados Unidos o quedar como una especie de traidor al cuestionar al comandante en jefe en medio de la guerra. Desde una perspectiva muy simple y elemental, la guerra persiguió desde el principio esa finalidad; la reelección de Bush sería posible en la medida en que su figura se mantuviera asociada con el patriotismo.

Ayer vi un carro con dos calcomanías: en la primera decía "privaticemos a Bush", es decir, mandémoslo de vuelta a su casa con el voto de los electores para que deje de hacer daño desde la posición política más importante de Estados Unidos y sin duda del mundo. Pero a la par, como para explicar la primera, el dueño del automóvil había puesto otra calcomanía en la que decía que "disentir es patriótico", lo que me demuestra hasta qué punto la estrategia del mandatario y del verdadero poder tras el trono ha llegado a cuajar en el ánimo de la gente y por qué es que esa guerra en el Oriente Medio hay que verla como parte de la campaña de reelección del presidente Bush más que como una acción para encontrar armas de destrucción masiva o para deponer a un gobierno tiránico que violaba los derechos humanos. Al fin y al cabo, desde que fue suscrita el Acta Patriótica, los derechos humanos dejaron de ser el valor fundamental de la sociedad norteamericana que decidió sacrificar su libertad a cambio de la supuesta seguridad que brinda el tener a espías y policías con mano libre para actuar contra cualquier sospechoso de terrorismo.

Por supuesto que es patriótico disentir en cualquier sociedad porque nadie tiene el monopolio de la verdad y por lo tanto un pueblo que pierde la capacidad y posibilidad de cuestionar a sus autoridades está inmolando su capacidad de crecer. Pero por ello era tan importante una guerra en el contexto de la actual campaña electoral de los Estados Unidos, puesto que sólo ello haría que los ciudadanos se vieran entre la opción de mostrar su patriotismo mediante el respaldo a las tropas desplegadas en el teatro de operaciones, o de ponerlo en duda al cuestionar al gobierno que decidió mandarlos a ofrecer sus vidas masivamente en una contienda que ha resultado extremadamente polémica.

Yo creo que Bush tiene muchas probabilidades de lograr la reelección porque supo jugar sus cartas y colocar al pueblo en una seria disyuntiva. Creo que Kerry tendrá que realizar un intenso trabajo para romper ese esquema haciendo un planteamiento mucho más completo pero ello significa de alguna manera cuestionar al sistema mismo y ya sabemos que chucho no come chucho, por lo que su mayor debilidad está cabalmente en que él ha sido parte de las decisiones que llevaron al final a la guerra.

Pero pienso más que los ciudadanos del mundo tenemos la obligación de advertir sobre los efectos que tiene la política interna de Estados Unidos en el futuro de la humanidad, puesto que al final de cuentas el éxito de Bush serviría para dar carta de legalidad a la política de agresión sin consecuencias ni responsabilidades. Es más que obvio que la guerra en Iraq fue totalmente injustificada y que respondió a intereses mezquinos de política doméstica en Estados Unidos, país que, por otro lado, puede ser la mayor potencia mundial pero violenta el orden internacional cuando decide por sí y ante sí que llegó el momento de derrocar a un gobierno en otro país del mundo. El triunfo de Bush hará que esa política maquiavélica que convierte al resto del planeta en simple instrumento utilitario, se consagre en el futuro como una genialidad estratégica en el diseño de las campañas políticas.

Tomado de Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.