Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Calentamiento global, otra mancha más al tigre
Por Oscar Clemente Marroquín - Guatemala, 3 de febrero de 2007
ocmarroq@lahora.com.gt

Varias veces he escrito sobre lo nocivo que para Estados Unidos y su hegemonía mundial ha sido la presidencia del señor Bush que metió a ese país en una guerra de la que ahora no pueden salirse. Pero en términos de la humanidad, el informe dado a conocer hoy por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, nos demuestra los efectos que tuvo la mercantilista decisión adoptada por su gobierno de mandar al diablo el Protocolo de Kyoto para no afectar los intereses de los grupos vinculados con el negocio del petróleo.

El informe de hoy es en verdad alarmante porque evidencia que estamos viviendo ya una etapa de calentamiento global que tendrá repercusiones en el cambio de clima dañando a enormes segmentos de población en muy variados lugares del mundo. De hecho, este invierno ha sido sumamente extraño en muchos lugares y las altas temperaturas que prevalecieron durante las primeras tres semanas de enero en regiones normalmente gélidas por estos tiempos, afectaron hasta las prácticas de apareamientos de varias especies animales.

Y ahora hemos visto nevadas descomunales y fríos muy por debajo del promedio de la época en muchos de los lugares, lo que hace que la población de manera empírica señale la existencia de un cambio climático importante, cuyas consecuencias iremos sintiendo de muy variadas y trágicas formas porque la humanidad no quiso entender en su momento la necesidad de iniciar un proceso de sustitución de los combustibles fósiles ni de implementación de medidas de control como los que exigía, por ejemplo, ese Protocolo de Kyoto, cuya implementación hubiera obligado a poderosos negocios norteamericanos a realizar cuantiosas inversiones para cumplir con los controles para disminuir el daño al medio ambiente.

Pero como Don Dinero sigue siendo un poderoso caballero, y acaso lo sea más en el marco de la prédica de ese capitalismo salvaje que todo lo condiciona a un mercado que no acepta controles ni mucho menos limitaciones impuestas por la razón misma, el Presidente de los Estados Unidos tiró por la borda todo el trabajo que había hecho la administración anterior, de Clinton, para comprometer a la mayor economía mundial en un tratado que implicaba acciones concretas para combatir el calentamiento global.

Porque no hay que ser genio para entender que de nada o de muy poco sirve que el resto del mundo se someta a las normas y regulaciones para proteger el ambiente si la mayor economía del mundo simplemente da la espalda al esfuerzo y tolera que subsistan y se generalicen prácticas que han sido señaladas como causantes del deterioro que tarde o temprano nos va a pasar la factura a todos.

Los científicos del mundo, al dar a conocer hoy su informe sobre el cambio de clima, han dado una voz de alerta sobre un dantesco futuro que hará miserable la vida de nuestros hijos y nietos. Mayores y más devastadores desastres causados por las fuerzas de la naturaleza son parte de las previsiones que parecen extraídas de alguna obra de ciencia ficción pero que, para desgracia de la humanidad, ahora no son elucubraciones sino consideraciones basadas en la observación de los indicadores climáticos de los últimos años. Y no estamos hablando de riesgos de futuro, de posibilidades de daño si no hacemos algo, sino de fenómenos que ya están afectando a los pueblos con su enorme poder destructivo. De alguna manera, la naturaleza le pasa factura a la especie humana por su irresponsabilidad aunque, como siempre ocurre, seguro que esa factura será pagada primero por los más pobres en términos de pérdida de vidas humanas por su vulnerabilidad frente a los desastres.

Fuente: www.lahora.com.gt - 020207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.