Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

A puro tubo salen en caballo blanco
Por Oscar Clemente Marroquín - Guatemala, 11 de septiembre de 2007
ocmarroq@lahora.com.gt

Como el proceso electoral no ha terminado sino continúa de cara a la segunda vuelta, es importante abordar un tema crucial y es el relacionado con la manipulación burda que se hace de las encuestas que no informan, sino que influyen en el comportamiento del electorado en el país. Y es importante que los políticos que se han sentido beneficiados por esas manipulaciones entiendan que el día de mañana serán víctimas de los mismos manejos, por lo que es fundamental que se ponga atención a un serio problema que genera serias distorsiones en las campañas políticas.

Es un hecho que las encuestas influyen y mucho en un proceso electoral. Para empezar, las encuestas se convierten en instrumento útil para que los partidos políticos puedan obtener apoyos financieros que son fundamentales para hacer campaña en un país donde, por la falta de partidos sólidos y estructurados, las elecciones se ganan con el derroche de dinero. Pero si ese extremo fuera discutido, basta señalar que muchas de esas encuestas son utilizadas para determinar quiénes de los candidatos participan en foros y debates, lo que significa que las encuestas dejan fuera, abusivamente, a muchos de los contendientes. Estoy seguro que si las encuestas hubieran sido más objetivas y hubieran medido, por ejemplo, la real popularidad del doctor Eduardo Suger, él hubiera conseguido más dinero y hubiera hecho una campaña más vigorosa, lo que pudo haber significado un cambio importante en el resultado final.

Por supuesto que los encuestadores siempre quieren salir en caballo blanco, aunque hayan hecho una burda manipulación. Hoy leía declaraciones del señor Arroyave de Vox Latina diciendo con el mayor tupé del mundo, que el resultado confirma las tendencias mostradas por su trabajo. Y es que como en la última encuesta, en la que colocó al general Pérez Molina en primer lugar, se cuidaron de decir que tenía un margen de error mayor al 4%, cualquier variación de 8% termina encajando en lo que ellos llaman las tendencias.

Y para colmo, esa encuesta totalmente inexacta y tendenciosa, fue difundida contra lo que establece la Ley Electoral el pasado sábado por el canal de televisión por cable, Guatevisión, lo que evidentemente tenía intenciones para inducir el voto de los electores.

Cabalmente por los abusos que se cometen es que hace falta establecer normas y regulaciones. Ya antes de las elecciones, cuando todavía no se conocía el resultado ni el impacto que las encuestas tienen en la mente de los electores, dije que era importante establecer normas para que los encuestadores sometieran al Tribunal Supremo Electoral la metodología de su trabajo para que el TSE certificara que eran realmente estudios de opinión y no maniobras para inducir el voto. Ahora digo que los partidos, sin excepción, tienen que tomar cartas en el asunto porque todos son potenciales víctimas de un manoseo de las encuestas. La Gana, favorecida hace cuatro años, ahora se ha quejado del daño y dentro de un tiempo veremos que la UNE y los Patriotas serán también víctimas de cualquier divulgación ajustada al gusto de quienes realizan las supuestas mediciones que se evidencian inexactas y, para decir lo menos, son poco profesionales aunque luego sus autores traten de salir en caballo blanco con las justificaciones más burdas que, tristemente, mucha gente se traga por el lenguaje alambicado que utilizan tanto al presentar tal encuesta como al justificarla. Pero a ojos de cualquiera con dos dedos de frente, la manipulación es obvia y no puede quedar oculta. Basta comparar encuestas con resultados para ver que no hubo tal "foto de la realidad".

Fuente: www.lahora.com.gt - 100907


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.