Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

No vayan a decir que es campaña negra
Por Oscar Clemente Marroquín - Guatemala, 27 de noviembre de 2007

Hoy el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo presentó su informe anual sobre el Desarrollo Humano, tema que este año vinculó con el cambio climático y el calentamiento global. Nuestro país, tristemente, aparece como el último de los países de la América Latina en la posición 118 y cuando uno revisa los diferentes indicadores que sirvieron para hacer la calificación, se da cuenta de cuán dramática es nuestra situación. Entre otras cosas, ocupamos la posición 35 entre los países con mayor índice de analfabetismo y 38 con mayor índice de niños que pesan y miden menos que la media mundial.

Quienes quieren seguir viendo al país como una maravilla en la que se prodigan oportunidades y donde tenemos que pensar siempre en positivo, este informe de Naciones Unidas viene a ser algo así como una especie de campaña negra porque rompe con el paradigma al estilo de Guateámala. Resulta que, contra lo que nos repiten ciertos sectores, no hemos avanzado y, por el contrario, estamos retrocediendo en cuanto al impulso a nuestro capital humano, a la formación física e intelectual de nuestro mayor recurso que es la gente que habita el país.

Creo que vale la pena detenerse a revisar seriamente el informe difundido hoy en Brasilia, para que podamos tener una perspectiva más real de la Guatemala presente y de sus enormes desafíos. Y es que mientras sigamos siendo gobernados con esa mentalidad de las zonas 10 ó 14 de la ciudad, mientras nos neguemos a reconocer la realidad existente más allá de los linderos de la parte urbana que nos sitúa con el confort y la dimensión de vida que se tiene en el primer mundo, seguiremos condenando a nuestros niños a la desnutrición.

Hoy el editorial de La Hora se refiere a un reportaje de Telemundo, cadena norteamericana de televisión, en el que se refleja la realidad de los niños de Tecpán, quienes literalmente se la pasan sin comer y se condenan para siempre a pagar las consecuencias de la falta de nutrición en esa etapa tan importante de su formación física e intelectual. No deja de ser terrible darse cuenta que lo expuesto concretamente con el caso de Tecpán, como pueda ser lo de Jocotán y La Unión, no son más que pinceladas de lo que se repite por todo el país y que el informe de desarrollo humano refleja de forma tan dramática.

Que no nos vengan a decir que Guatemala es un gran país porque nos falta mucho trabajo, dedicación y sobre todo enormes dosis de solidaridad para pensar en que estamos construyendo ese tipo de Nación. Hoy en día somos un país terriblemente injusto, porque cuando en el informe del PNUD se establece que el ingreso per cápita anual es de 4,568 dólares, uno de los peores del mundo, debemos entender que esa cifra es un promedio que se obtiene tomando en cuenta el ingreso de quienes se encuentran en posición privilegiada, dejando migajas para los más pobres.

No es denigrar al país abrir los ojos ante la realidad y exigir que seamos coherentes, que entendamos la intrínseca injusticia que hay en esa situación que nos pone a la cola del continente en cuanto a desarrollo del ser humano. Denigrar al país es pintar un paisaje irreal y seguir cacareando que sólo debemos ver "las cosas buenas del país".

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.