Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

De la Colonia al Folclorismo en la Ciudad de Cobán
Por Osman Josué Enríquez Paz - Guatemala, 8 de mayo de 2013

Verapaz se sitúa en la historia de América como una de las pocas regiones invadidas por los ibéricos en forma ideológica y no por un enfrentamiento armado y físico. Esto no quiere decir que haya sido una conquista pacífica, más bien se trata de una conquista que buscaba la eliminación del conocimiento y las prácticas ancestrales por medio del sincretismo elaborado por los frailes dominicos encabezados por Fray Bartolomé de las Casas, llevando a cabo la “Pacificación y reducción de los Indios de Verapaz”. Como consecuencia de ese proceso y de las diversas invasiones en manos de europeos, principalmente alemanes, es la Alta Verapaz que se tiene hoy: desigual, pobre y que hasta a finales de la década de los 50 pasó a formar parte del proyecto Nación de Guatemala. Muestra de esto es la tardía llegada de la Educación a Cobán en 1954.

La Verapaz del Norte fue, es y seguirá siendo una de las regiones más afectadas por la pobreza y desigualdad en medida que se siga manteniendo y defendiendo el sistema finca, que enriquece a unos cuantos y mantiene explotadas a las personas con menos acceso a la educación; porque aunque existan fuentes de empleo, mal pagadas, no existirá un desarrollo real e inclusivo. Es importante reconocer, respetar y aceptar a los diferentes grupos que conviven dentro del perímetro, esto mediante cambios estructurales a nivel social, económico y político que deben empezar desde el hogar. Estos cambios pueden partir desde la cultura Maya-Q’eqchi’, que pregona la dualidad, el respeto, la aceptación e inclusión para el desarrollo de todos y no sólo de unos cuantos. Es una tarea difícil de lograr en una sociedad que no aspira a la memoria histórica y sumida en el racismo, clasismo y donde un grupo dominante utiliza a un pueblo completo para sacar provecho.

Los pueblos Q’eqchi’, Poqomchi’ y Chol de Alta Verapaz han sufrido recurrentes despojos a nivel físico, la tierra; a nivel ideológico, el pensamiento y prácticas ancestrales. A pesar de que la colonia alemana, en teoría, terminó en 1944, los restos de ésta aún siguen vigentes y cada vez más se trata de alabar y darle poder a los colonizadores en pleno siglo veintiuno. Muestra de esto es el evento Rabín Cobán que está organizado por la Municipalidad, familias militares, ladinas, y algunas mayas; que no procuran el desarrollo para el propio pueblo Q’eqchi’. La representante electa es utilizada como ornamento para los desfiles y eventos sociales. Esto se evidencia en la calificación por medio de parámetros colonialistas, que hacen parecer a la mujer indígena un objeto exótico proveniente de un mundo perdido.

Dentro de las bases se puede observar que la calificación folclorista denigra a la mujer indígena, pues la relega a espacios determinados desde una visión racista, machista y colonialista. Califican los rasgos de la etnia Q’eqchi’; lo que es un parámetro racista y es muy peligroso porque no se toma en cuenta el mestizaje que ha habido durante siglos con personas tanto europeas como mayas de otras regiones. Se habla del desenvolvimiento costumbrista de la mujer Q’eqchi’ y el baile del son en marimba y arpa, esto relega a la mujer a ser pieza de museo para las y los invitados que llegan a dicho evento. Otro punto importante de análisis es la calificación de expresión en idioma materno y español, con esto el jurado deja por un lado el evidente racismo al que se enfrentan las personas mayas en este país, que se ven en la necesidad de hablar solamente el idioma español para tener mejores oportunidades. Todos estos aspectos a calificar no son parte de la construcción de la identidad maya, pues se buscan superficialidades. La identidad como persona maya está más ligada a un plano ideológico y no físico: aceptar, proteger y seguir manteniendo las prácticas ancestrales y el conocimiento heredado por los abuelos es mucho más importante. Hay que reconocer que el conocimiento occidental no es la única vía existente para hacer ciencia. Se debe exigir que se hagan valer los derechos y se escuche la voz de las personas mayas marginadas por las reformas políticas y económicas que trata de aplicar el Gobierno Central.

El único aspecto a calificar que proponen las bases y que vale la pena rescatar y darle más énfasis, es el liderazgo social de la mujer Maya-Q’eqchi’ dentro de su comunidad. Es evidente que dentro de ésta sociedad, la mujer tiene un papel importante, es más, existen algunos rasgos de matriarcado. El Jurado debiese entender que el liderazgo es la participación política, económica, social y cultural de la mujer para el mejoramiento de su sociedad. Se debe procurar la participación activa de la mujer Maya-Q’eqchi’ para poder impulsar proyectos de desarrollo enfocados en la sociedad marginada del municipio, llevando demandas a la Municipalidad para dejar de centralizar el presupuesto del municipio en la cabecera, promoviendo espacios culturales para las prácticas ancestrales y rescatando prácticas políticas como las Alcaldías Indígenas. Además de abandonar lo más pronto posible la

folclorización con fines político-partidistas y de lucro para algunas personas que desean mantener el control de la mayoría de la población de este departamento. Algunas mujeres Maya-Q’eqchi’ que participan en este evento, a pesar del racismo y discriminación a los que son expuestas, lo hacen para poder aprovechar los pocos espacios a donde pueden acceder.

Es importante que desde el hogar se haga una concientización por parte de los padres hacia los hijos y viceversa, recordando que los derechos como personas son parte fundamental de cada uno de los pobladores y principalmente enseñar la importancia de la descolonización en un territorio sin memoria histórica como Cobán.
osmanx91@gmail.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.