Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2019

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Salarios de hambre, de pobreza y de miseria
Por Pedro Luis Velasquez - Guatemala, 10 diciembre de 2019

Se fue el año 2019 y con él también se nos va Jimmy Morales, no quisiera hablar concerniente a lo que nos dejó en estos cuatro años, eso lo dejaré para otra ocasión, basta con mencionar que acabar el hambre y dignificar el empleo no fue su prioridad, como tampoco lo fueron otros problemas estructurales, de los cuales sufre Guatemala. Quisiera decir a nuestros amigos lectores que no se preocupen, pues ¡vendrán tiempos mejores!, pero honestamente lo veo distante, ojalá me equivoque.

Se fue el año 2019 y con ello viene la esperanza de algunos “afortunados”, que en el próximo año reciban un aumento en el salario mínimo, pues este año han pasado tan ajustados como lo fue
el año pasado y los anteriores.

El año pasado el presidente Jimmy Morales decidió no aumentar ni un centavo más el salario mínimo. El mecanismo para fijar anualmente el salario mínimo es que reunidos los representantes de los patronos y de los trabajadores llegan a un consenso, en caso de no lograrse, es trasladado al presidente de la Republica, para que él lo determine. Este año tampoco se logró acuerdos entre las partes, entonces nuevamente Morales tiene hasta el 31 de este mes para decidir si aumenta o no el salario mínimo para el 2020.

Actualmente existen dos salarios mínimos, el de Q2,992.37 mensuales para los que trabajan en el sector agrícola y no agrícola, mientras que para los que trabajan en el sector de manufacturas es de Q2,758.16 mensuales. Como que si trabajar en una maquila implicara comer menos o gastar menos.

Por si Jimmy Morales lee esta columna, tendría que considerar lo siguiente:

La Canasta Básica Alimentaria, que es una lista de alimentos mínimos para satisfacer las necesidades alimenticias (de energía y proteínas) de una familia guatemalteca, según el INE se sitúa en Q. 3,592.02, es decir, que con el actual salario mínimo no alcanza ni para cubrir nuestra alimentación, pues, si trabajas en el sector agrícola y no agrícola debes de ver como consigues o te ahorras Q. 596.65 de diferencia, y si trabajas en el sector de manufacturas Q. 833.86 de diferencia, claro está, eso si tienes la “suerte” de trabajar en un lugar que te pagan el salario mínimo y sin tomar en cuenta los descuentos obligatorios del IRTRA y el IGSS y los abusivos descuentos que acostumbran hacer algunas empresas por el uniforme, las contribuciones de cumpleaños etc.

¿Bueno, y entonces como hace la gente para cubrir sus necesidades básicas alimentarias? La respuesta está en estos datos del PNUD Guatemala:

 29.6% de personas viven en pobreza extrema

 49.8% de niños sufren de desnutrición crónica. Es el primer lugar en América Latina y el sexto en el mundo en cuanto a desnutrición infantil.

 El 40% de los niños menores de cinco años tiene anemia.

Pero la gente no solo come, también necesita transportase, pagar energía eléctrica, pagar agua potable, pagar la vivienda, entre otros bienes y servicios.

Para calcular esos gastos existe una lista que se llama “Canasta Ampliada”, según el INE el costo de esta canasta se situó en Q. 8,293.74, acá ya ni mejor hago cálculos respecto a la diferencia del
salario mínimo.

¿Bueno, y entonces como hace la gente para cubrir sus necesidades alimenticias y de servicios? La respuesta la podríamos intuir en algunos de estos datos del último censo nacional:

 18.5 % de la población es analfabeta

 El 42.8 % de la población quema la basura.

 El 54.4 % de la población usa leña.

 El 26.5 % de la población tiene piso de tierra

 Solo el 28.9 % de la población de 7 y más años, tiene educación media.

Entonces Sr. Jimmy Morales, ¿en cuánto va a fijar el salario mínimo para el próximo año?, o señor Alejandro Giammattei, ¿Cuál va a ser su política para reducir el costo de la Canasta Básica Alimentaria y de la Canasta Ampliada?

Como decía al principio veo, distante que la situación mejore en los siguientes años si las cosas continúan como van, pues necesitamos respuestas estructurales, si es que verdaderamente se quiere salir de este ciclo miserable, pues dejar a la deriva a estos niños que padecen hambre, ocasiona problemas como el retardo en el crecimiento y el desarrollo psicomotor irreversible; el poco nivel de educación condena a un país a la pobreza, a la ignorancia y en consecuencia a elegir comediantes como presidentes.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.