Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La inteligencia de los Presidentes
por Pablo Rodas Martini - 11 de mayo de 2004
pablorodas@yahoo.com

Hace unas semanas recibí un e-mail con información sobre Presidential IQ report. Pensé que era una broma, pero por curiosidad accedí a la página web de la supuesta institución que lo producía, http://lovenstein.org/ , y me topé con la siguiente información: “El Instituto Lovenstein de Scranton Penssylvania es un tanque de pensamiento que emplea historiadores, psiquiatras, sociólogos, cientistas en el comportamiento humano y psicólogos de alto calibre”.

La página web dice: “Ha habido 12 Presidentes en los últimos 50 años, desde F.D. Roosevelt hasta G.W. Bush que han sido evaluados basados en su rendimiento escolar, en escritos que ellos solos han producido sin ayuda de su staff, su habilidad para hablar con claridad, y otros factores psicológicos, que fueron después ordenados según el sistema de inteligencia Swanson/Crain.”

El ranking de los Presidentes sería: 1) William J. Clinton (demócrata –d–, 182 de coeficiente intelectual); 2) James E. Carter (d, 175); 3) John F. Kennedy (d, 174); 4) Richard M. Nixon (republicano –r–, 155); 5) Franklin D. Roosevelt (d, 147); 6) Harry Truman (d, 132); 7) Lyndon B. Johnson (d, 126); 8) Dwight D. Eisenhower (r, 122); 9) Gerald Ford (r, 121); 10) Ronald Reagan (r, 105); 11) George H. W. Bush (r, 98), y 12) George W. Bush (91).

Los resultados me parecieron sorpresivos. De Kennedy y Roosevelt había leído que eran muy inteligentes, pero ¿Clinton tan alto? Por el otro lado, uno ciertamente ha leído sobre la supuesta torpeza de los republicanos recientes, pero, ¿tan bajo para los dos Bush?, ¿un cerebro Clinton sería equivalente a dos cerebros Bush? Cuesta aceptar que el Presidente de la principal potencia del mundo raye en la frontera del retraso mental (menos de 90).

Si los resultados fueran ciertos, tendríamos los siguientes promedios. Primero, la inteligencia promedio de los últimos 12 Presidentes sería de 135.7. Un buen resultado. Recordemos que se estima que la mente inteligente alta arranca a partir de 110-120 y que el genio comienza en los 140.

Segundo, el promedio de los Presidentes demócratas sería muy superior al de los republicanos: 156 versus 115.3. Si la inteligencia fuera de la mano con la capacidad para gobernar, los gobiernos demócratas deberían haber sido muy superiores a los gobiernos republicanos, lo que no necesariamente ha sido así.

Tercero, si la división se hace por tiempo –los primeros 6 versus los siguientes 6–, el promedio de Roosevelt a Nixon sería de 142.7, mientras que el promedio de Ford a Bush, de 129.7. Se podría concluir que los estadounidenses cada vez están escogiendo Presidentes más tontos.

Sobre Bush dice: “Su rating es bajo debido a su dificultad aparente para manejar el inglés en declaraciones públicas, su limitado uso del vocabulario (6 mil 500 palabras por Bush contra un promedio de 11 mil palabras por otros Presidentes), su carencia de logros académicos aparte de un MBA básico, y su ausencia de algún tipo de trabajo que pueda ser estudiado con base intelectual”.

Y agrega: “Todos los Presidentes previos a George W. Bush habían escrito al menos un libro, y la mayoría había escrito varios ensayos durante su educación o al inicio de sus carreras, no así el presidente Bush. Él no tenía trabajos publicados o escritos, lo que hizo más difícil arribar a una evaluación. Tuvimos que descansar más en transcripciones de sus intranscribibles discursos públicos”.

¿Se ha creído usted todo hasta ahora? Es pura broma. No existe el sistema de inteligencia Swanson/Crain, y se estima que medir la inteligencia es algo muy arduo, incluso con tests, como para tratar de hacerlo sólo con base en una revisión de libros y discursos.

Después de la forma en que se ha conducido la guerra de Irak, con los inventos sobre armas de destrucción masiva, los gravísimos escándalos contra los prisioneros, y la obstinación de Bush de mantener en el cargo a Donald Rumsfeld, secretario de Defensa, que a estas alturas está más que chamuscado, a uno le entra duda de si la broma no tendrá parte de verdad.

De algo estoy convencido: en noviembre Bush será derrotado por John Kerry.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.