Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Intereses mineros de Berger Perdomo?
Por Roberto Arias - Guatemala,22 de enero de 2005

A estas alturas de la chocarrera confrontación del presidente de turno Óscar Berger Perdomo, en contra de la Iglesia Católica; del pueblo de Guatemala representado en las comunidades indígenas y campesinas del altiplano guatemalteco; de las ONG's ambientalistas que tienen como objetivo velar por que se evite o se limite la degradación ambiental y ecológica de la República; de organizaciones civiles y, del razonamiento lógico y ecológico de múltiples columnistas de varios medios de comunicación masiva; ya no cabe mucha duda de que el Presidente y sus parientes y amigos tienen fortísimos intereses en que la explotación del oro guatemalteco se realice, pasándose por el funicular la opinión del pueblo de Guatemala y la de profesionales que han estudiado a fondo, a través de los años, sobre el equilibrio y la fragilidad de los ecosistemas guatemaltecos y de la fragilidad socioeconómica y étnica del país, que no deja de ser un verdadero polvorín que nos pueda explotar por toda la cara.

La absurda actitud del mandatario del "nuevo gobierno", avalado de una manera mostrenca por la cúpula del CACIF, los verdaderos padres de la "familia" Arzú-Berger y compañía, no hace más que demostrar que casi con seguridad se han movilizado muchos de millones de dólares hacia los actuales voraces bolsillos gubernamentales y de algunas ONG's "ambientalistas" pertenecientes a las cúpulas económicas de Guatemala. No debemos olvidar que las cúpulas económicas tienen secuestrado al Estado, al Gobierno y a algunos medios de comunicación masiva escrita.

Como un pincelazo adicional puedo mencionar que, para su desgracia y para vergüenza pública, el mandatario dejó ver su falta de ilustración cuando expresó: "son pobrísimas las declaraciones del Cardenal". (sic) Diario La Hora, 18 de enero 05 pág.7. La negrilla es mía.

No es la primera ni la última vez que un mandatario se convierte en el vocero oficial de una compañía local o internacional, como lo ha hecho Berger con la Montana Exploradora. Su autoritaria y pública defensa de los intereses de esa compañía extranjera le hizo enviar, según los medios, mil elementos de la Policía Nacional y trescientos soldados del Ejército de Guatemala armados y comandados por Sperisen, su director de Policía. La represión y allanamientos abusivos e ilegales contra, según los medios, unos ocho mil pobladores campesinos civiles, dejó un muerto y múltiples heridos. El ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, peregrinamente justificó la acción represiva de las "fuerzas de seguridad" en contra de la población como acción "disuasiva, no represiva", Prensa Libre 20/01/05. Los campesinos se oponían a que un gigantesco mamotreto, propiedad de la Montana Exploradora, pasara derrumbando una pasarela erigida por y con dinero de las comunidades. El mamotreto pasó rompiendo la pasarela y el presidente Berger demostró que él es el que manda en Guatemala. Los pobladores, en general, para él son simples peones que no pueden desafiar su autoridad. La "democracia" autoritaria del capital salvaje se impone. Se develó el fascismo.

Los pobladores del área rural se oponen a la minería en comarcas cercanas porque han tenido conocimiento de los enormes niveles de contaminación a los que serán sometidos los territorios aledaños a la explotación minera, especialmente la contaminación de las capas y napas freáticas de quién sabe cuántos cientos de kilómetros cuadrados a la redonda. Nadie conoce el recorrido de los ríos subterráneos y, menos podrá conocerse en qué direcciones y/o hasta qué puntos geográficos pueda llegar la contaminación acuífera por residuos de cianuro. Igual se opondrían los habitantes de la capital o de cualquier ciudad principal del territorio nacional.
Berger alega, avalado y aplaudido por las empresas de Capital salvaje, quienes ya subieron hasta un 40% a sus productos, que lo que hace al apoyar, como presidente de Guatemala, a la transnacional Montana Exploradora, es velar por que se cumpla con el Estado de Derecho. Pero los pobladores no tienen el derecho de protestar por algo que firmaron los alcaldes, probablemente sin saber qué jodidos estaban firmando o quizás, como lo adelanté en artículo anterior, pagándoles un soborno; menos aún el derecho de pedir que se dé marcha atrás a un "negocio" que se arregló a espaldas de las poblaciones que saldrán afectadas, dejando totalmente por un lado los mandatos de los acuerdos de paz. Para ellos no existe un Estado de Derecho que valga.

Es muy probable que exista algún punto de unión, de amistad e intereses comunes entre Óscar Berger Perdomo y el gerente general de la Montana Exploradora, Milton Saravia, quien tiene historia "ecológica" bastante bien documentada. Es una pena que la canadiense Glamis Gold Ltd., propietaria de Montana Exploradora, creadora del Proyecto Marlin en el departamento de San Marcos y los accionistas de esas compañías, o la Embajada de Canadá no investigaran profundamente el currículo de quien dirige en Guatemala la formidable responsabilidad social y ambiental de la compañía ante el pueblo de Guatemala. Esto es sumamente delicado.

Fuente: Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.