Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Razones válidas para anular contratos mineros
Por Roberto Arias - Guatemala, 23 de abril de 2005


1. Excesivo interés personal del presidente Berger en respaldar tozudamente un leonino contrato lesivo al Estado de Guatemala, el cual riñe con la buena economía, la dignidad soberana, la conservación ambiental, la conservación ecológica y, particularmente, con la buena salud de miles de personas de la República de Guatemala. Estas razones, con probada validez dan pie a que se presuma corrupción presidencial, por lo que se debería pedir aclaración al presidente Óscar Berger Perdomo ante los tribunales de justicia.

2. Los contratos fueron convenidos a espaldas de la población, lo cual contradice los mandatos de los Acuerdos de Paz y, por lo tanto, los invalida.

3. Ante la negativa y oposición legal de las poblaciones aledañas a permitir el paso de maquinaria gigantesca de la compañía minera, que rompió la pasarela construida por y con dinero de los pobladores, el ejecutivo envió un descomunal contingente policíaco -comandado por Sperisen, el director de la institución policíaca- para reprimir brutalmente con armamento de asalto a la indefensa población, de donde resultó un muerto, que dejó viuda e hijos; seis heridos, de los cuales, a uno -un maestro de escuela-, le tuvieron que amputar una pierna por consecuencia del daño causado por la metralla de la Policía de Guatemala, además de causar un enorme impacto social negativo y terror y disturbios dentro de la colectividad. Por estas acciones irregulares en contra de la población con daños materiales y muerte, se le debe exigir cuentas ante los tribunales de justicia al presidente Óscar Berger Perdomo; al jefe de la Policía, Sperisen y a los policías que abrieron fuego contra de la población, que únicamente defendía sus derechos ciudadanos y sus comunidades en contra del ilegal y abusivo atropello de una compañía transnacional protegida por el ejecutivo.
4. Hasta el momento, los medios de comunicación masiva no dieron seguimiento al caso, por lo que puede deducirse que la bestial agresión contra ciudadanos guatemaltecos -hombres, mujeres y niños- quedó en la más completa impunidad, demostrando que los intereses presidenciales y los de sus amigos "empresarios" se anteponen a la verdadera democracia, a la participación ciudadana y al demagógico discurso presidencial de "transparencia".

5. La compañía minera, Montana Exploradora de Guatemala S.A., subsidiaria de la canadiense Glamis Gold, Ltd., con oficinas principales en la ciudad de Reno, Nevada, Estados Unidos de América, firmó contrato (s) con el actual Gobierno de Guatemala sobre la sustentación legal de la Ley de Minería y su Reglamento.
La Ley de Minería y su Reglamento es, a todas luces, inconstitucional. Como muestra, es interesante abocarse al Capítulo II, Servidumbres Legales, cuya redacción viola el ejercicio del derecho a la propiedad privada, que garantiza el artículo 39 de la Constitución Política de la República de Guatemala, el cual crea condiciones que facilitan al propietario el uso y disfrute de sus bienes a manera de que se alcance el progreso individual y, por ende el de la nación. Del capítulo II de la Ley de Minería, citaré únicamente el Artículo 78. Oposición a la constitución de la servidumbre. "Si el propietario o poseedor del bien inmueble de que se trate no está de acuerdo en otorgar la servidumbre, el titular interesado en la constitución de la misma, hará constar, a través de acta notarial tal situación, debiendo acudir ante el juez de instancia civil para que mediante el trámite de los incidentes resuelva si impone la servidumbre o no. Contra la resolución que se emita no cabe recurso de apelación." (La negrilla es mía).

Ante la ignorancia de los campesinos, quienes en su mayoría desconocen sus derechos constitucionales y los mecanismos legales para defenderse, este artículo es contundente para quitarles "legalmente" su derecho de propiedad y poner sus tierras a disposición de las compañías transnacionales en contubernio con los gobernantes. No debemos olvidar que la fuerza bruta se ha cambiado por la ley, que no es más que la misma fuerza disfrazada.

6. Montana Exploradora de Guatemala S.A. o Glamis Gold, Ltd., demostró su incapacidad para proteger a la República de Guatemala, que hasta el momento le da cobijo, al no poder realizar la investigación eficaz y eficiente del personal que contrata para dirigir sus operaciones en Guatemala: nombró al ingeniero agrónomo y ex trabajador del Ministerio de Energía y Minas, Milton Saravia, como gerente general de la compañía. Milton Saravia, fue nombrado Secretario Ejecutivo del CONAP, por recomendación de Nini Novella de Berger, durante el período presidencial de Jorge Antonio Serrano Elías. A los pocos meses, fue echado del puesto por Serrano, por mentir y causar serias anomalías en esa institución, protectora del medio ambiente. Algunas de sus acciones fueron denunciadas en un reportaje en dos entregas en Prensa Libre (página 8 del 17 y 18 de abril de 1993). ¿Cree el lector que la minera tiene la capacidad y la ética para velar por los intereses de San Marcos y de sus habitantes? ...Y hay más.

Fuente: Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.