Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Brasil: advertencia para todo el mundo
Por Ricardo Barrientos - Guatemala, 1 de noviembre de 2018

Desciende un nuevo manto de peligro global, esta vez en Brasil. Una vez más, la mayoría electoral de un país apoya una expresión de populismo de extrema derecha.

Raya en lo trágico constatar la poca o nula capacidad de la humanidad para aprender de su propia historia. Hace 73 años, el mundo entero veía con alivio el final de la Segunda Guerra Mundial, la consecuencia trágica del surgimiento y llegada al poder del fascismo en Italia y Alemania, apoyados por el imperialismo japonés. El auge de la extrema derecha fascista costó a la humanidad alrededor de 60 millones de muertes, incluyendo militares, civiles y el genocidio étnico, político y religioso perpetrado en el Holocausto, cuyas víctimas mayoritariamente fueron judíos, pero también perecieron polacos, comunistas y otros sectores de la izquierda política, homosexuales, gitanos, personas con discapacidades físicas y mentales, prisioneros de guerra, entre otros.

Las ideas y actitudes que dieron origen a la tragedia de la Segunda Guerra Mundial siguen reproduciéndose. Están llegando al poder en la forma de regímenes que sin pudor promueven el odio, expresado en racismo, xenofobia, homofobia, misoginia, apología de la violencia y de las armas, entre otras. En Europa, estos movimientos se han propagado y han ganado elecciones a un ritmo muy preocupante, pero quizá el caso más agudo hasta ahora era el del presidente estadounidense Donald Trump.

Sin embargo, se suma a esta preocupación el gravísimo caso de Brasil con la victoria electoral de Jair Bolsonaro, uno de los rostros más agresivos del ultraderechismo latinoamericano. Bolsonaro ha sido descarado para expresar de forma explícita y pública su homofobia, misoginia, racismo, apología por las armas, preferencia por la violencia, militarismo, xenofobia, defensa de la dictadura militar brasileña luego del golpe de Estado de 1964, entre otras de sus muy controversiales características.

Pero, ¿por qué un pueblo, que incluso ha sufrido la dictadura y el genocidio, y que sufre la pobreza y la violencia, opta por elegir a sujetos como Mussolini, Hitler, Franco, Ríos Montt, Trump o Bolsonaro, solo para mencionar algunos ejemplos?

La respuesta a semejante pregunta es compleja, además de controversial. Ciertamente no pretendo responderla acá, Pero sí me atrevo a asegurar que en todos los casos han jugado un papel crítico la desesperación y el enojo popular por el desempleo, la peracariedad económica, la pobreza y la delincuencia; el egoísmo o el instinto de supervivencia individual que genera el miedo al migrante o al extraño porque arrebate lo propio; el miedo a lo que no se comprende, como la diversidad de géneros; rechazo a abandonar un statu quo que beneficia, como el caso de los hombres que se han acomodado a formas machistas en las que se ejerce poder sobre las mujeres, o de quienes se han enriquecido y obtienen beneficios al explotar a otros por razones de raza o condición socioeconómica.

En Guatemala debemos analizar con muchísima atención y cuidado el caso de la victoria electoral de Jair Bolsonaro. No nos son ajenos los aspectos centrales de su discurso, como tampoco los factores que puedan explicar su victoria electoral. Es más que evidente que los estrategas que están aconsejando a Jimmy Morales han seguido y aprendido lecciones importantes de la carrera política de Bolsonaro, incluida la inquietante afición a la derecha sionista israelí. Sin sorprender a nadie, resulta que Bolsonaro prometió que si ganaba las elecciones trasladaría la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén…

El año entrante tendremos nuestras elecciones generales. Más nos vale estudiar con atención y cuidado extremos la lección que aprenderá Brasil, que, por desgracia, la historia apunta a que será una muy dolorosa y trágica.

Fuente: gazeta.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.