Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Más de lo mismo
Por Raúl de la Horra - Guatemala, 15 de octubre de 2005

Esto parece ya una insufrible pieza teatral.

Es época de lluvias y de que nos llueva sobre mojado. Estábamos ya con el agua hasta el cuello por el aumento de la gasolina, la especulación, el desempleo, la inepcia y avaricia de los políticos, y viene ahora un escupitajo de huracán y nos hace pedazos. La infraestructura del país: destrozada, como en el terremoto de 1976. Los muertos y damnificados: más numerosos que con el Mitch. Y, nuevamente, los aspavientos de solidaridad, el corazón conmovido de los guatemaltecos volcado a paliar los efectos inmediatos de la tragedia (¿Por cuánto tiempo? ¿Por uno, dos meses? ¿Y después?).

Pregunto: ¿Cuántas veces hemos vivido en el último siglo los mismos sollozos, los mismos lamentos, los mismos gestos, los mismos discursos? Esto parece ya una insufrible pieza teatral y las víctimas son siempre las mismas. ¿Cuándo el Estado y las Comunidades locales tomarán medidas preventivas eficaces y se capacitará a las poblaciones para enfrentar estos desastres? ¿Cuándo se impedirá que la gente construya en lugares de alto riesgo o se implementará una política urbana coherente e inteligente? ¿Pero de qué hablo? ¿De coherencia? ¿De inteligencia? ¿En un país donde los políticos y poderosos sólo piensan en su ombligo? ¡Vaya por Dios!

Lo que está sucediendo produce rabia y congoja. No es sólo la tragedia, la abrumadora y dolorosa tragedia. Es, también, la certeza de que al parecer no aprendemos, no reflexionamos, y de que seguiremos improvisando soluciones de pacotilla. Y que dentro de cinco o diez años, este absurdo drama volverá a repetirse sin que hayamos cambiado ni una sola coma al deplorable guión que, colectivamente, no cesamos de reescribir. Es la razón por la cual, me temo que estamos destinados a que nos lleve siempre el río.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.