Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mal primer año de gobierno
Por Rosalinda Hernández Alarcón - Guatemala, 11 de diciembre de 2004

Funcionarios-empresarios ejercen sus cargos bajo la óptica de sus propios intereses y de la defensa del mercado.

El deterioro de las relaciones entre gobierno y actores sociales, la falta de resultados en las mesas de diálogo y la imposición de un pensamiento único son algunos de los señalamientos hechos a la administración de Óscar Berger durante un foro realizado esta semana.

Lo común es reaccionar al contenido de los informes de gobierno, que generalmente son poco críticos y sobredimensionan sus actuaciones con autoelogios. En esta ocasión, desde cuatro ópticas, previo a conocer las voces oficiales, se evalúo la gestión gubernamental, que si bien tiene características particulares, mantiene tendencias parecidas a sus antecesores, entre ellas: avalar las reglas neoliberales, asignar tareas de seguridad interna al Ejército, apoyar elevados presupuestos para la institución armada y reactivar las PAC como estructura paramilitar.

Al evaluar el primer año de gobierno, Clara Arenas, de Avancso-Plataforma Agraria, manifestó que mientras grupos sociales han mejorado su capacidad de propuesta, los funcionarios públicos defienden las políticas neoliberales sin abrir cauces a otras opciones. La institucionalidad impone así un modelo que ha mostrado un impacto negativo en otras. ¿Cómo construir un futuro distinto si se rechazan otras vías?

Marta Godínez, lideresa del Sector de Mujeres, denunció que el programa de salud reproductiva fue cerrado por falta de presupuesto y que la Secretaría Presidencial de la Mujer (Seprem) carece de estrategia para cumplir con sus funciones. Hizo un llamado a retomar la radicalidad de las mujeres en la lucha por acabar la discriminación de género.

Los estrechos alcances que tienen las mesas de diálogo fueron comentados por otros expositores, a partir de que los funcionarios-empresarios ejercen sus cargos bajo la óptica de sus propios intereses y de la defensa del mercado. Por ejemplo, los tratados de libre comercio, el caso de la minería a cielo abierto y los megaproyectos.

La reflexión planteada es evaluar hasta cuándo las representaciones del movimiento social seguirán en diálogos improductivos, dado que con su participación los están legitimando a pesar de su carácter antidemocrático.

Este punto coincide con un debate internacional vinculado al neoliberalismo y la democracia, que el académico y filósofo portugués Boaventura de Souza Santos analiza como un fenómeno en el que los países pobres “corremos el riesgo de vivir en sociedades políticamente democráticas, pero socialmente fascistas”, por las desigualdades sociales tan fuertes que existen, mientras los poderosos tienen capacidad de veto sobre la vida de los otros, los Estados se han convertido en agentes de interacciones mercantiles, en lugar de instituciones de solución de problemas.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.