Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mandatarios de rodillas
Por Rosalinda Hernández Alarcón - Guatemala, 21 de mayo de 2005

Centroamérica ante la política de inmigración

Mientras las políticas anti-inmigrantes se recrudecen en Estados Unidos, los mandatarios del área centroamericana se muestran obedientes y serviles a las órdenes de la Casa Blanca, que les financió recientemente un viaje para apoyar el Tratado de Libre Comercio, conocido por sus siglas en inglés como DR-CAFTA.

Recordar los rostros de Berger, Saca, Maduro, Bolaños, Pacheco y Fernández provoca indignación; todos sumisos ante la presencia de Bush. Los seis subordinados mostraron cuán poco les interesa resolver los problemas que están viviendo sus connacionales que migran al país del norte, entre ellos: persecución, deportaciones, malos tratos, agresiones de grupos paramilitares y leyes restrictivas (por ejemplo para adquirir licencias de conducir).

En un artículo de Inforpress se informa que entre enero y marzo cerca de 60 mil centroamericanos fueron deportados de México, país que recibe fondos de Estados Unidos para controlar la entrada de migrantes.

Los presidentes de Centroamérica en lugar de presentar un frente común para defender los intereses de sus pueblos se pusieron de rodillas, estrechando con orgullo la mano de quien dirige “la nación más poderosa del mundo”, como declaró uno de ellos. A los seis los mandaron llamar a la Casa Blanca para que hicieran público su apoyo al DR-CAFTA, pero además recibieron órdenes del Pentágono a fin de acabar con cualquier oposición al mismo.

La historia se repite. Décadas atrás el Pentágono les ordenó y dio recursos para acabar con las fuerzas opositoras nacionales, hoy les ordena reprimir las manifestaciones de descontento contra el Tratado de Libre Comercio. Los anuncios de supuestos beneficios que tienen las alianzas entre los mandatarios del Norte y Centroamérica también han sido cosa reiterada en diferentes gobiernos. Las mismas promesas se han escuchado desde que se suscribió la Alianza para el Desarrollo.

A los gobernantes centroamericanos hay que recordarles que en sus países persisten elevados niveles de pobreza, están sumidos en el subdesarrollo y sus economías se hacen cada vez más dependientes de las remesas que envían sus paisanos que trabajan en Estados Unidos. Bien harían en reunirse por iniciativa propia. Los presidentes del área juntos podrían exigir el desmantelamiento del grupo racista llamado Minuteman, condenar las actitudes del gobernador de California que lo apoya, manifestar su desacuerdo a la construcción de bardas gigantes y demandar el respeto a los derechos humanos de sus connacionales residentes en el país del norte. Guardar silencio ante tantas arbitrariedades es indigno.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.