Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

A descartar la indiferencia
Por Rosalinda Hernández Alarcón - Guatemala, 26 de noviembre de 2005

Romper el silencio, descartar la indiferencia.

Así como se le ha dado importancia al 8 de marzo, como el Día Internacional de la Mujer, el 25 de noviembre va adquiriendo mayor relevancia para hacer visible la problemática que representan los distintos actos de violencia que se realizan contra las mujeres, bajo el supuesto que ellas son inferiores a los hombres.

Estas efemérides sin duda han ayudado a que un número mayor de personas rechacen los tradicionales argumentos que avalan como natural la violencia contra las mujeres. Hay hombres que empiezan a cambiar actitudes de superioridad y descartan el uso de la fuerza para imponer sus puntos de vista u órdenes, pero son una pequeña minoría. Algunas de las consignas, al conmemorar el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, son: romper el silencio, descartar la indiferencia que sólo observa a las “otras” maltratadas y asesinadas, así como unir esfuerzos.

A propósito del 25 de noviembre es importante señalar que el Estado de Guatemala, a través de las leyes y sus instituciones, ha sido incapaz de crear mecanismos que garanticen el ejercicio y disfrute de los derechos de las mujeres, incluyendo la vida sin violencia. Por otra parte, ha violado varios ordenamientos internacionales que reconocen tales derechos e incorporan obligaciones para superar las limitaciones (jurídicas, políticas y económicas) que afectan el desarrollo de las mujeres como producto de estereotipos, hábitos y normas culturales y tradicionales.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, que fue suscrita por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en Belém do Pará, Brasil, en 1994, es única en su naturaleza en este continente y busca garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

Un elemento muy importante de esta convención es que afirma que los Estados tienen responsabilidad cuando no toman medidas y toleran la violencia contra la población femenina. Otra cuestión relevante es que reconoce que la violencia ocurre tanto en el ámbito público como privado.

Guatemala suscribió esta convención, de tal manera que el Estado está comprometido a erradicar y evitar la violencia contra las mujeres, a proteger a las víctimas, a modificar las prácticas jurídicas o consuetudinarias que toleren la violencia contra ellas y a ejecutar programas educativos que modifiquen los patrones socioculturales.

Los datos contenidos en este artículo tienen como referencia una carpeta para periodistas titulada “Mujeres, como tema y como fuente”, que será presentada en el V Encuentro Nacional de la Red de Periodistas a realizarse el 26 y 27 de noviembre en Antigua.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.