Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Impacto de los mensajes
Por Rosalinda Hernández Alarcón - Guatemala, 17 de marzo de 2007

El 8 de marzo tiene gran importancia para quienes defienden la causa de las mujeres.

Este mes se ocupa para dar a conocer la situación de las mujeres, difundir propuestas y exigir demandas. De igual manera, el lapso es propicio para hacer reconocimientos y homenajes, como el realizado a Marina, una de las Estrellas de la Línea, quien cantó con su estilo impregnado de gran sensibilidad y picardía; y a siete poetisas, quienes compartieron sus escritos con enfoques tan variados como diversas somos las mujeres. Para las “cuerdas” significa conmemorar un aniversario más, en esta oportunidad el noveno de publicar mensualmente una mirada feminista de la realidad de manera ininterrumpida.

En este 2007, los medios escritos han destinado menos espacio a las mujeres como tema y como fuente si se compara con el número de impactos registrados el año anterior. Con el propósito de incrementar las menciones, anoto algunas apreciaciones alrededor de la marcha del 8, mismas que se concretan a un espacio determinado de observación, que no es el todo. Como bien dice Ignacio Ramonet, los periodistas reportan lo que ven, pero ello no significa que vean todo, además tiene marcos de referencia tales como valores y contextos que dan la intencionalidad a su producción periodística. Esto lo resalto porque hacer afirmaciones contundentes que niegan otras miradas tiende a la descalificación.

Un elemento a destacar es el desnudo de la Batucada Feminista, mismo que fue observado por muchas personas y reflejado en varios medios sin morbo. La representación fue estética y contundente.

Mostró de forma impactante la reivindicación: “mi cuerpo es mío”, símbolo del espacio de libertad más íntimo de las mujeres. Otros se refieren a los performances interactuados con brujas, payazos, bailarines, etcétera, todos alegres.

El enfoque antiimperialista estuvo presente sin opacar la defensa de la píldora de un día después, el rechazo a las redadas contra trabajadores indocumentados y las exigencias vinculadas al derecho a tener una vida sin violencia. Lo anterior lleva a la reflexión del impacto en las formas de transmisión de los mensajes, el cual para algunas personas les llegó sin necesidad de vínculos y para otras la representación simbólica es insuficiente requieren más explicaciones, una intermediación.

Por último, mi solidaridad con nuestras colegas María Eugenia Solís y Ana Carolina Alpírez, quienes han sido acusadas penalmente. Dicho mecanismo es una intimidación por el trabajo profesional que realizan.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.