Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Tres millones no confían en cambios
Por Rosalinda Hernández Alarcón - Guatemala, 15 de septiembre de 2007

La derecha guatemalteca arrasó, independientemente de sus distintos matices.

A fin de contribuir al balance del proceso electoral, sería necesario superar los comentarios que se centran en resaltar el clima de paz registrado el día de los comicios. Ello porque, si bien la ausencia de hechos violentos es indispensable para fortalecer los procesos democráticos, existen interrogantes poco abordadas, por ejemplo por qué en Guatemala, un país con tan profundas desigualdades sociales, la mayoría de la población votó el domingo pasado a favor de partidos cuyos líderes han gobernado o formado parte de la institucionalidad oficial. Todos ellos, aunque con diferencias secundarias, son afines al modelo actual, el cual tiene responsabilidad en el incremento de los niveles de pobreza y las migraciones, la protección y los privilegios para los poderosos sectores económicos, el reposicionamiento militar y la criminalización de la lucha social, así como la falta de medidas contundentes para erradicar las desigualdades de género y étnicas.

Sin olvidar que solo seis de cada diez mujeres y hombres empadronados votaron, más de tres millones hicieron explícita su confianza a candidatos cuyos postulados descartan propuestas de cambio social. En otras palabras, cruzaron las papeletas por candidatos entre cuyas banderas no figura la lucha contra el racismo y el patriarcado ni enarbolan propuestas que pongan en el centro a las personas y no las ganancias.

Es obvio que los partidos con plataformas opositoras al neoliberalismo y a favor de los derechos de las mujeres y pueblos indígenas no resultaron atractivos para la mayoría de personas empadronadas.

Quizá lo que a unos sorprendió fue el porcentaje tan escaso de votos que recibieron Encuentro por Guatemala–Winaq y URNG–Maíz. Independientemente de las limitaciones y errores de estas agrupaciones (ojalá y los reconozcan), existen otros elementos que influyen en el imaginario social de quienes aceptan fórmulas de “más de lo mismo”. Hay que tener en cuenta que entre las personas que votaron por las distintas tendencias derechistas y conservadoras se cuenta un elevado porcentaje de personas pobres, 28 de cada 100 analfabetas, miles de víctimas de la política contrainsurgente, campesinos sin tierras y desempleados, mujeres sin acceso a oportunidades, indígenas discriminados y excluidos... Es posible que su situación de indefensión sea como la que sufre una mujer golpeada y humillada, que les desmoronaron su confianza en el cambio, diluyeron sus sueños de rebeldía, laceraron su autoestima y apagaron su potencial para ejercer sus derechos ciudadanos.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.