Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El derecho a decidir si se da vida
Por Rosalinda Hernández Alarcón - Guatemala, 20 de octubre de 2007

El Medievo hizo madres vírgenes. Hoy, madres adolescentes.

El lenguaje neoliberal inunda el escenario de la cooperación mundial. Por ejemplo, el Fondo de Población de Naciones Unidas, en su propósito de reducir las muertes maternas, principalmente aquellas vinculadas al embarazo, afirma que “invertir en las mujeres da resultados porque genera múltiples ganancias”. Dicha frase es el preámbulo para justificar que si se invierte en ellas, las niñas tendrán una mejor educación, las jóvenes retrasarán el matrimonio y la maternidad, las mujeres usarán más y mejores métodos anticonceptivos y la familia tendrá mejores niveles de nutrición. Más que criticar la consigna de “ganancias” que enmarca la Conferencia Internacional Las Mujeres dan Vida, realizada en Londres del 18 y al 20 de octubre, es oportuno resaltar que cualquier acción destinada a reducir las muertes maternas tiene que inscribirse en el ejercicio de la libertad de las mujeres, quienes son las que deben decidir sobre su maternidad; no los hombres ni las iglesias o instituciones fundamentalistas.

El Fondo de Población de Naciones Unidas canaliza recursos en este tema y ha logrado el descenso de fallecimientos asociados a la maternidad. A fin de avanzar en la meta de reducir las cifras en un 75 por ciento, ahora incorpora como objetivo vincular la salud y los derechos de las mujeres con la reducción de la pobreza, de ahí que sugiera a los gobiernos incluir “esos temas” en sus estrategias y planes. Este pronunciamiento es válido porque tiene un enfoque más integral, sin embargo para contrarrestar los elevados índices de muertes por complicaciones en el embarazo es necesario dirigir acciones que cambien patrones de conducta en los hombres y en la sociedad. Ello porque muchas mujeres son violadas dentro y fuera del matrimonio, o bien reciben fuertes presiones para tener hijos no deseados, y además predominan estereotipos que consideran a la maternidad como una condicionante para “ser mujer”.

En Guatemala, donde se registra la tercera tasa más alta de fecundidad adolescente en América Latina, interesa realizar campañas que eviten los embarazos en este conglomerado con llamados a retrasar la maternidad. Especialistas en este campo, como la argentina Magdalena Manami, señalan que la falta de sentido en la vida, la carencia de recursos culturales y económicos y la penalización del aborto son algunos de los factores que hacen crecer la tasa de fecundidad en adolescentes, situación que también ocurre en su país. Tales argumentos dan pautas para comprender una realidad más compleja que vive la juventud, de tal manera que junto a promover la educación sexual es urgente abrir oportunidades para las adolescentes, a fin de que ellas encuentren condiciones para llevar a cabo sus aspiraciones en lugar de toparse con reiteradas frustraciones y miedos.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.