Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La posición del PGT ante las elecciones de 2015
Por Ricardo Loarca - Guatemala, 15 de agosto de 2018

En 2015, como PGT nos posicionamos en rechazo al proceso electoral por su carácter ilegal, fraudulento e ilegítimo. Siendo la crisis política en curso, procedente del descubrimiento de estructuras corruptas y mafiosas dirigidas por la casta política, la oligarquía y estructuras criminales, rechazamos todo tipo de componendas, maniobras y negociaciones oscuras de espaldas al pueblo que ocurrieron para encontrar una salida conservadora a la misma. En ese mismo sentido, también condenamos y rechazamos la injerencia de EEUU y otras potencias extranjeras que, de forma descarada, se manifestó durante ese momento y continúa.

Con relación a las elecciones –se recordarán camaradas lectores– que estas fueron ilegales e ilegítimas. No se atendió la exigencia y la demanda de reformas a la Ley Electoral y de Partidos Po-líticos, para democratizar la representación, depurar a los políticos corruptos y mafiosos a través de la no reelección, impedir el financiamiento ilícito y reprogramar las elecciones. Fue ilegítimo también porque se inscribió candidatos con procesos de antejuicio y con persecución penal. Todo esto en un marco de cooptación del sistema de partidos políticos por los intereses de la clase dominante y las mafias.

Esas elecciones –afirmamos en su momento– se realizarían para lograr el reacomodo de las fuerzas económicas y políticas dominantes que estaban siendo golpeadas, desgastadas y deslegitimadas por su carácter corrupto y criminal. Y así sucedió. El partido FCN-Nación y su candidato Jimmy Morales, constituyeron ese Caballo de Troya, para que dichas fuerzas se rearticularan en torno a un opción que lograron ganara las elecciones, además, con los medios masivos de comunicación y millones de quetzales para posicionarla como tal. Así, políticos devenidos de los partidos corruptos como el Partido Patriota (PP) y el partido Lider, empresarios de la alta oligarquía y organizaciones criminales se aliaron en torno a esta opción, con el objetivo de garantizar la continuidad de sus privilegios y negocios fraudulentos.

Con la elección de Jimmy Morales lograron un respiro y una salida momentánea a la crisis política. Pretendieron recuperar la normalidad, algo que no lograron siendo que el "nuevo gobierno" pronto se desgastó por sus actos de corrupción y sus pronunciadas incapacidades, a lo cual se suman su acciones cada vez más represivas. Así las cosas, los intereses, prácticas, políticas y estructuras criminales y corruptas articuladas en torno al PP, continuaron con el gobierno de Jimmy Morales y con la articulación de partidos que lo sostienen desde el Congreso.

Por esas razones y con ese fundamento, antes que optar por legitimar una elección de este tipo, nos posicionamos para la disolución del Congreso de la República, en tanto garantizaba la reproducción de la corrupción e impunidad en el Estado. Así mismo, planteamos la integración de una nueva Corte Suprema de Justicia y una nueva Corte de Constitucionalidad que garantizara la persecución penal contra los mafiosos y corruptos.

También exigimos la integración de un gobierno provisional representativo, que creara las condiciones políticas para la convocatoria e instalación de una Asamblea Constituyente Popular y Plurinacional, que permitiera iniciar la fundación de un nuevo Estado.

Sin duda, desde un análisis del régimen político y lo que representaban esas elecciones, nuestra posición fue justa. Todo lo que denunciamos en su momento se continúa comprobando con múltiples evidencias y sus consecuencias están dadas en las políticas represivas, corruptas y de privilegio para las grandes empresas locales y transnacionales que explotan y saquen a nuestros pueblos.

Hoy estamos antes un proceso electoral que se instalará casi de inmediato. Habrá que reflexionar y debatir cuál debe ser nuestra posición revolucionaria para esta nueva contienda que se avecina.

Camino Socialista No 37, julio 2018

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.