Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

GUATE-ANÁLISIS No. 5
A pocas horas de las elecciones generales de Guatemala
Por Raul Molina Mejia* - New York, 8 de septiembre de 2007

En pocas horas, los ciudadanos y ciudadanas de Guatemala acudirán a las urnas para depositar su voto. Podemos, decir, en general, que hay muy poca confianza en que estas elecciones vayan a producir cambios significativos en la situación del país. Con sobradas razones, la población se muestra sumamente escéptica con respecto a la llamada clase política (es ya, en verdad, una clase, por los inmerecidos privilegios que ostenta). Ninguno de los partidos ha logrado entusiasmar a la población, la gran mayoría de ellos por lo que representan y las figuras que proponen, y, otros, por no haber contado con los recursos económicos para trasladar con claridad su mensaje a toda la población. De esta suerte, son los partidos de derecha los que aventajan en las encuestas, con ofertas vacías a la ciudadanía, mientras que los programas serios y profesionales de la izquierda no llegan con facilidad a las grandes masas.

En los análisis que hemos hecho con antelación, hemos expuesto algunas debilidades del proceso electoral guatemalteco y más de una razón para no desperdiciar el voto con el apoyo a candidatos de derecha. Hacemos este ultimo breve análisis durante la primera vuelta, con un ligero balance de lo que se ofrece para mañana:

1. En primer lugar, las grandes mayorías pobres y las capas medias, cada día más estrechas y marginadas, no deberían tener más opción que votar por la izquierda conciente. Esta opción está representada, únicamente, por la coalición URNG-MAÍZ. Cualquier otro voto es, simplemente, un desperdicio.

2. Tal como habíamos anticipado, las encuestas de intención de voto son un INSTRUMENTO de campaña y no merecen la menor credibilidad. El surgimiento de Pérez Molina para equipararse con Álvaro Colom en la etapa final de la campaña, es totalmente ficticio. Nos recuerda la maniobra de Calderón, en México, para robarle las elecciones a López Obrador. Desde luego, esto siempre se acompaña del fraude efectivo, invariablemente de tipo electrónico. Recordemos el apagón de 1995, cuando el FDNG encabezaba la votación en la capital, y que, después del mismo, fue el PAN el que se encabezó al triunfo. Recuerdo que en esa época se señaló al ejército como artifice del fraude y, curiosamente, al General Pérez Molina como responsable del mismo. Cabe preguntarse, ¿qué se está fraguando para mañana? ¿Están los resultados ya listos, antes incluso de la votación?

3. Desde luego, auque fuese ésta la situación, los ciudadanos deben evitar, a toda costa, que surja cualquier tipo de violencia. Esto no lograría cambiar los resultados amañados sino solamente trasladarle más poder a las fuerzas militares y de seguridad. Es preferible recurrir a todos los mecanismos legales, nacionales e internacionales, para defender la integridad del voto.

4. Es indudable que la votación de mañana, aún si se intentara el fraude, no producirá un ganador. Deberemos concentrar la atención, entonces, en la segunda vuelta. En este sentido, el voto lógico hoy es reforzar, de la manera más enérgica, el voto por la izquierda, tanto para presidencia y vicepresidencia, como para diputados y autoridades locales. Después de 53 años de derecha, es tiempo de construir una nueva dirección. Para quienes votan en el país no hay opción verdadera sino URNG-MAÍZ.

Nueva York, 8 de septiembre de 2007

*Secretario de Asuntos Internacionales de la RPDG

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.