Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Debates televisivos en EE.UU.
Por René Poitevin - Guatemala, Guatemala, 26 de octubre de 2004

Los debates entre los dos candidatos presidenciales y el debate entre los candidatos a Vicepresidente merecen comentarse por varias razones:

En primer lugar, es evidente la calidad de los mismos, especialmente en cuanto a información y coherencia de los contendientes. Por antipático que nos pueda parecer mister Bush, debemos reconocer que es un político hábil y que cuenta con un equipo que lo es aún más.

Destaca, por sintomático, que el tema principal de la campaña sea la guerra en Irak y contra el terrorismo. Esto demuestra, hasta la saciedad, que el Presidente de los Estados Unidos se equivocó, que tomó una decisión si no precipitada, por los menos sin consultar con sus aliados, que mintió a los ciudadanos y que como consecuencia de todos estos errores, hoy hay más muertes y violencia en Irak y la zona es mucho más insegura, sin dejar de lado, por supuesto, el duro golpe que le dio al sistema internacional tan penosamente construido a partir de la Segunda Guerra Mundial. Y como si esto fuera poco, internamente se ha retrocedido en materia de derechos civiles y humanos, justificando la arbitrariedad y el control ciudadano, con el pretexto de la lucha contra el terror.

Ha quedado en evidencia, también, la estrecha relación que existió entre los intereses de las compañías petroleras y otras grandes multinacionales de los Estados Unidos y estas decisiones belicistas.

En el plano interno, es evidente que el gobierno de Bush ha favorecido ampliamente la concentración de riqueza en desmedro de políticas educativas y de seguridad social, en este último caso, en contubernio con las grandes firmas farmacéuticas.

Sin embargo, a pesar de todo, mister Bush tiene muchas posibilidades de ganar, merced a una retórica patriotera, populista y demagógica que no vacila en mentir descaradamente y sin ambages, como cuando se niega a aceptar la evidencia de que no había armas de destrucción masiva en Irak. Con una tozudez de antología, repite, una y otra vez, que su oponente es inconstante e inconsistente, no cabe duda de que confunde firmeza con necedad.

Este tipo de retórica hace mella en la clase media baja y en la población menos educada de los Estados Unidos, y es un síntoma peligroso de lo que el populismo de derecha puede hacer, quizá llegando a degenerar en una especie de fascismo, si logran el objetivo de permanecer en el poder por un segundo período.

El interés de los candidatos por captar el voto de los latinos, es un indicador de cómo la región ha dejado de ser importante como tal para el imperio, y ha pasado a formar parte de los asuntos internos en Estados Unidos.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.