Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cuba: este 26 de julio en exitosas tareas de recuperación
Por Ricardo Rosales Román - Guatemala, 21 de julio de 2005
rosalesarroyo@intelnett.com

Desde que escribo esta columna en el Diario La Hora, siempre he expresado mi solidaridad y simpatía con el pueblo cubano y su Revolución Socialista al conmemorarse, el 26 de julio, el aniversario del Día de la Rebeldía Nacional. Este año no puede ser la excepción.

Sobre esta efeméride, en 2002 publiqué tres columnas. La primera apareció el 10 de julio; la segunda, el miércoles 17; la tercera fue publicada una semana después. En el 2003, escribí dos; la primera columna se publicó el 23 de julio; la segunda fue la del miércoles 30. El año pasado, igualmente, publiqué dos; la primera apareció el 28 de julio; la segunda, el miércoles 4 de agosto. En este año me propongo escribir dos más. Ésta es la primera; la segunda, espero que sea publicada el próximo 3 de agosto.

En esta ocasión, el pueblo cubano conmemora el 52 aniversario de los asaltos al cuartel Moncada en Santiago de Cuba y al cuartel Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, entregado por entero a las tareas de recuperación por los estragos, daños y destrozos que dejara el huracán Denis a su paso por la Isla. Las tareas prioritarias -de esa serie de labores titánicas que deben cubrirse- están cumplidas exitosamente o en proceso de cumplimiento. Las que todavía están pendientes es seguro que los cubanos las habrán de cumplir tal como está previsto.

Recientemente el presidente cubano y máximo dirigente de la Revolución, comandante Fidel Castro Ruz, aseguró que la Revolución está más sólida y fuerte y que el huracán Denis "nos enseñó nuevas lecciones sobre cómo prepararnos mejor frente a tales contingencias de la naturaleza, además de alertarnos sobre la alta frecuencia con la cual están apareciendo huracanes cada vez más intensos".

Para tener una idea aproximada de la magnitud de los daños ocasionados, es oportuno referir que de las 14 provincias y el municipio especial de la Isla de la Juventud en que administrativa y políticamente está organizado el archipiélago cubano, las provincias de Granma, Santiago de Cuba, Sancti Spiritus, Cienfuegos, La Habana y Matanzas fueron las más afectadas. Oficialmente se informó que las pérdidas, daños y destrozos ocasionados ascienden a mil 400 millones de dólares. Según lo informado por Granma, órgano del CC del Partido Comunista Cubano, PCC, si Denis hubiera pasado directamente por la capital del país, ese monto podría haber aumentado a unos 3 mil millones, o sea, un poco más del doble de lo que ya estaba contabilizado.


Además, alrededor de 1 millón 531 mil personas fueron evacuadas en todo el país; 254 mil 106 fueron ubicadas en albergues y el resto en casas de familias. Murieron 16 personas. De ellas, 13 en la provincia de Granma, 2 en Santiago de Cuba y 1 en Sancti Spiritus. Un total de 120 mil viviendas fueron fuertemente dañadas; hubo 15 mil derrumbes totales, 25 mil derrumbes parciales, 24 mil daños totales a los techos y 60 mil daños parciales. Los cultivos de cítricos fueron seriamente afectados y murieron unas 73 mil aves. Varios lugares del país sufrieron serios daños en su vegetación. Miles de árboles y palmas fueron derribados. Un total de mil 25 postes eléctricos fueron derribados y 21 municipios quedaron sin electricidad. Cienfuegos quedó con sólo un 5 por ciento de su capacidad generadora y Matanzas con el 15 por ciento. Dos millones y medio de personas quedaron sin abasto de agua por falta de electricidad.

A la fecha, las informaciones respecto a la recuperación por los daños, destrozos y pérdidas son alentadoras y ponen de manifiesto el alto nivel de organización, disciplina y solidaridad del pueblo cubano en tan complicadas tareas. Trabajadores de las provincias que no resultaron afectadas, inmediatamente se trasladaron a las que sí lo fueron y así contribuyeron y están contribuyendo al esfuerzo nacional y de todo el pueblo por recuperarse exitosamente.

Como no podía ser de otra manera, el recién pasado lunes 11, se anunció que el Gobierno venezolano estaba enviando a Jamaica y a Cuba expertos en evaluación y daños para contribuir a enfrentar las secuelas del paso del huracán Denis por ambos países. Así lo reportó un despacho de Prensa Latina de esa fecha. Hay que tener en cuenta, además, que el huracán Denis ocasionó serios daños y destrozos en Jamaica y Haití, así como también en el oeste de Tennesse, Kentucky, Georgia, el sur de Illinois y de Indiana, y en el norte de Alabama y Mississippi.

A mi no me cabe la menor duda de que el pueblo cubano es capaz, está en condiciones y tiene la voluntad, decisión y firmeza de superar exitosamente esta dura y difícil prueba impuesta por la fuerza incontrolable de la naturaleza. Con ese mismo espíritu, voluntad, decisión, firmeza, entusiasmo y patriotismo se apresta a conmemorar el próximo martes 26 el 52 aniversario del Día de la Rebeldía Nacional.

Por los logros y éxitos alcanzados en lo económico, político, social, en salud y educación, la provincia de la Ciudad de La Habana fue escogida por el Buró Político del CC del PCC, como sede de las actividades centrales a realizarse en conmemoración de un aniversario más del 26 de julio. Tan trascendental decisión fue adoptada al considerar y tener en cuenta que la capital del país ha logrado posiciones de vanguardia en las labores de los ministerios de las Industrias Alimenticia, Sideromecánica, el de Educación Superior, el de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, entre otros. Los indicadores macroeconómicos que los capitalinos registran son significativos. Han alcanzado, además, resultados positivos en la productividad del trabajo y el ahorro en el consumo energético. Su producción mercantil y los fondos exportables crecen en relación con el período anterior.

En el ámbito social la capital cubana exhibe resultados satisfactorios, sobre todo en tareas relacionadas con la Salud Pública y la Educación. Según la decisión de la dirección política del partido, los habitantes de la capital del país se hicieron acreedores a tan destacada distinción teniendo en cuenta de que protagonizaron, además, históricas movilizaciones como el acto por el Día Internacional de los Trabajadores, en la Plaza de la Revolución y la Marcha del Pueblo Combatiente del 17 de mayo último, ocasión en que más de1 millón 200 mil ciudadanos, provenientes de diversos municipios de esta ciudad, marcharon combativamente frente a la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana contra el terrorismo y a favor de la aplicación de la justicia. Esta gigantesca movilización está considerada como la mayor que ha tenido lugar a nivel planetario contra el terrorismo.
A seis días de tan significativa e importante efemérides y al calor, entusiasmo y decisión con que los cubanos trabajan, se desvelan y esfuerzan por recuperarse de los daños y destrozos ocasionados por el huracán Denis, reitero mi solidaridad fraternal con Cuba Socialista, su Revolución y su máximo dirigente, el comandante Fidel Castro Ruz.

La oportunidad es propicia, además, para unirme a las voces que en todas partes del mundo exigen la libertad de los cinco patriotas cubanos prisioneros del imperio por su lucha contra el terrorismo, que demandan que Posada Carriles sea extraditado a Venezuela a fin de ser procesado por los actos terroristas de que es responsable, y que igualmente demandan y exigen que se levante el bloqueo criminal que hace más de cuatro décadas le impusieron a Cuba los gobernantes estadounidenses, y que Estados Unidos se retire de Guantánamo, ahora, tal como lo plantean Noam Chomsky, Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel, Nadine Gordimer y Salim Lamrani en su manifiesto que acaba de empezar a circular y que recibí el día de ayer.

Fuente: www.lahora.com.gt - 060705


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.