Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Guatemala: hace 56 años
Por Ricardo Rosales Román - Guatemala, 22 de septiembre de 2005
rosalesarroyo@intelnett.com

En septiembre de 1949 yo tenía 15 años de edad y estaba en segundo año de bachillerato en el Instituto Nacional Central para Varones, INCV. Empezaba a gustarme la historia y aunque sólo había vivido durante unos meses en Escuintla y Mazatenango, lo que sabía de la geografía de mi país era más bien lo que leía en libros de texto. No creo haber tenido claro en aquel momento aspectos sustanciales del acontecer político, pero sí me daba cuenta de que algo estaba aconteciendo y, sin que tuviera plena conciencia de qué era lo que ocurría, dos años después llegué a comprender que se trataba de una revolución y que era con ese proceso con el que me correspondía identificarme y, además, comprometerme.

Hace 56 años el presidente de la República era el doctor Juan José Arévalo. Estaba en su cuarto año de gobierno y recuerdo que con alguna frecuencia se hablaba de burucas y bochinches. Después supe que en realidad se trataba de conspiraciones y complots contra el gobierno arevalista. Ahora que han pasado 56 años, me hice el propósito de acercarme a ver y sentir cómo era la ciudad capital de Guatemala en aquel tiempo. Mucho de ello está registrado en los medios impresos de la época. A una muy mínima parte de lo publicado, paso a referirme enseguida.

En ese entonces circulaban El Imparcial, La Hora, Nuestro Diario y el Diario de Centro América. En agosto o septiembre empezó a circular el Diario de la Mañana. Guatemala se aprestaba a celebrar —en 1950— los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe. Los cálculos que se tenían era que se esperaba acoger a unos 40 mil visitantes y que participarían de 2 mil 500 a 2 mil 800 atletas. Para hospedar a los visitantes se hablaba de un proyecto habitacional que suponía la construcción de mil a dos mil casas prefabricadas a un costo de mil 300 a dos mil quetzales cada una. La construcción de las instalaciones deportivas ya se había iniciado y el propósito era tenerlas listas para la fecha de inauguración de la contienda regional deportiva.

En más de alguno de los diarios impresos de septiembre de aquel año empezaba a hablarse de la sucesión presidencial. Las elecciones se celebrarían a finales de 1950 y el presidente que resultara electo habría de tomar posesión el 15 de marzo de 1951. De acuerdo a la columna del pasado lunes, y que publica el licenciado Alfonso Bauer Paiz en este mismo vespertino, el doctor Juan José Arévalo resultó electo -en las postrimerías de 1944- con el 85 por ciento de la votación. Contendió contra tres candidatos. El coronel Jacobo Arbenz fue electo -a finales de 1950- y su votación ascendió al 70 por ciento de los electores. El 30 por ciento restante se distribuyó entre otros nueve candidatos.

Quienes hemos estudiado en el INCV conmemoramos el 1 de agosto de cada año, como la fecha del aniversario de fundación del establecimiento. Entre muchas de las actividades realizadas con ocasión del aniversario que celebramos en 1949, se realizó un concurso de dibujo y pintura. Del 1 al 20 de septiembre se expusieron en la Oficina Nacional de Turismo los trabajos de los alumnos que habían concursado. El día 10, dictó una conferencia sobre la “Pedagogía del Dibujo” el catedrático de la materia, profesor Miguel Óscar Alvarado. Entre tanto, en México, a partir del 5 de septiembre, habría de tener lugar el Congreso Continental Latinoamericano por la Paz, al que asistió una representativa delegación de nuestro país. Alianza de la Juventud Democrática Guatemalteca, AJDG, manifestó su adhesión y apoyo a esta iniciativa. Lo mismo hizo el Frente Universitario Democrático, FUD.

En el año de 1949 yo residía en una casa que alquilaban mis papás por el rumbo que va hacia Las Majadas. Nací y pasé mi infancia en la casa propiedad de mis padres y que quedaba en el barrio de El Gallito. Por un tiempo vivimos en el Callejón del Fino y después en Miraflores. De esos barrios y lugares tengo gratos y buenos recuerdos. Siempre me gustó mucho donde vivimos y mucho más todavía la casa donde con mi compañera, Ana María, residimos ahora. Quienes nos visitan, se refieren a ella como la casa de los abuelos. Como quiera que sea, después de 56 años, tengo una idea más aproximada de cómo era la capital en septiembre de 1949.

La capital de la República estaba dividida en 15 sectores. El sector número 1 comprendía la 2ª. Calle oriente y poniente, el callejón del Olvido, parte de La Candelaria, el barranco del Hipódromo y El Zapote. Al sector número 2, correspondía La Parroquia. El sector número 3, incluía la 12 Avenida norte, 2ª. Calle poniente, 8ª Calle y el barranco del norte poniente de la capital. El sector número 4, comprendía El Gallito. El sector número 5, incluía la Calle del Cementerio, la Avenida Elena y la 9ª. Calle poniente.

Al sector 6 correspondía la 7ª. Avenida sur, la 8ª. Calle oriente y el barranco de la Finca El Tuerto y el Administrador. El sector 7, comprendía el Cantón Barrios, el Cantón Barillas y la Colonia El Potrero. El sector 8, incluía el Cantón Guarda Viejo y la lotificación Industria. El sector 9, abarcaba Tívoli, Cantón Exposición y la lotificación La Castellana. Al sector número 10, correspondía La Palmita, la Colonia Santa Ana, San Pedrito, la Colonia 25 de Junio y la Colonia Abril.

El sector 11 incluía la Granja Ruiz, La Quinta, La Verbena y la lotificación La Providencia. El 12, la Colonia El Progreso, Mariscal, la lotificación Carabanchel, Vista Bella y Buenos Aires. El número 13, abarcaba todo lo que era la Reformita. El 14, la Reforma, Ciudad Vieja, Villa de Guadalupe, Colonia Bella Aurora y San José Los Arcos. El número 15, incluía a Pamplona, La Aurora y el Aeropuerto e inmediaciones.

En esos 15 sectores vivía una población que ascendía a 241 mil 510 habitantes. Según el censo de vivienda urbana levantado durante los días 5 y 6 de septiembre de 1949, en la capital había 31 mil edificios, 48 mil 761 viviendas, 291 viviendas de grupos no familiares con 16 mil 22 personas y mil 184 viviendas en construcción o reparación.

A finales de agosto y principios de septiembre del 49 fueron muy fuertes las lluvias y muchas las inundaciones en la ciudad capital. El lunes 5, los directivos del Comité Nacional de Unidad Sindical, CNUS, fueron recibidos por el presidente de la República, doctor Juan José Arévalo, con quien trataron el urgente problema que afligía a quienes vivían en los barrios populares como La Palmita, El Gallito, la Colonia Lima, La Reformita, la Colonia el Progreso y otros.
Por otra parte, el lunes 12 de septiembre se informaba que a las 24:00 horas cesarían los efectos del decreto de suspensión de garantías emitido a raíz de los sucesos del 18 y 19 de julio. Las restricciones constitucionales se acordaron por 30 días pero fueron prorrogadas por un mes más.

Hace 56 años, en un día miércoles como hoy 21 de septiembre, se informaba que las ventas de café sufrirían una parálisis momentánea. En lo internacional se destacaba la crítica situación por la que atravesaba Gran Bretaña a causa de la devaluación. En una fotografía de la época se ilustraba el incendio de grandes proporciones en el distrito chino de San Francisco, Estados Unidos, y cuyos daños se calculaban en unos 25 mil dólares. Se denunciaba que La Frutera había aumentado los precios de los víveres que vendía a sus trabajadores.

Por su parte, la clase obrera -en muchos países del mundo- rememoraba la fundación en Londres, en septiembre de 1864, de la Asociación Internacional de los Trabajadores, AIT, la I Internacional, y que bajo la conducción de Carlos Marx sentó las bases de la unidad de acción del proletariado frente a la burguesía. En la capital guatemalteca, a su vez, concluían las labores de constitución del partido de la clase obrera y el 28 de septiembre de 1949 pasaría a consignarse como la fecha de fundación del Partido Guatemalteco del Trabajo, PGT, a cuya parte de su historia y su lucha me referiré la próxima semana.

Fuente: www.lahora.com.gt - 210905


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.