Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El cambio de época y el momento actual
Por Ricardo Rosales Román - Guatemala, 3 de mayo de 2007
rosalesarroyo@intelnett.com

La semana pasada, cuando el dirigente principal del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) estuvo de visita en La Habana, puso en manos del Vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Carlos Lage, la distinción que los comunistas rusos decidieron otorgarle al máximo dirigente de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. En esa ocasión, el visitante dijo que la lucha antiimperialista se está desplazando hacia América Latina.

Lo afirmado en La Habana por el dirigente comunista ruso, en cierta forma, es así. No obstante, cabe considerar que ?por los frentes de guerra que el presidente George W. Bush se ha abierto en Irak y Afganistán y sus amenazas y acusaciones contra Irán y la República Popular Democrática de Corea? la lucha de los pueblos contra el imperialismo y su política de globaneocolonización (como la caracteriza Frey Beto), y de guerras de agresión, ocupación y conquista, está más expandida de lo que parece y el desplazamiento que se está dando es, precisamente, resultado de un conjunto de acontecimientos que se vienen dando desde mediados del siglo pasado ?y en lo que va del presente? en su todavía traspatio geoestratégico.

A partir del Asalto al Cuartel Moncada ?pasando por el desembarco del Granma y la exitosa lucha guerrillera en la Sierra Maestra que culminó victoriosamente con la entrada triunfal a La Habana de los heroicos combatientes del Movimiento 26 de Julio, con su Comandante en Jefe a la cabeza, acompañado por Camilo y el Che? la situación en América Latina y el Caribe empezó a ser otra. El rumbo que ahora ha tomado, hace 10 años, era impensable que así pudiera ser.

Una actualizada relectura de los acontecimientos que han tenido lugar en Cuba de 1959 en adelante y a partir de 1998 en América del Sur, permite ir encontrando elementos inéditos que han hecho posible e ido abriéndole nuevos horizontes y prometedoras perspectivas al quehacer revolucionario y al trabajo elaborativo propio de nuestra época.

Con sus propios rasgos y características y de acuerdo a las condiciones entonces imperantes, en Venezuela empiezan a tener lugar importantes acontecimientos cuyo desarrollo y desenvolvimiento aporta experiencias de lo más valiosas. En febrero de 1982 fracasó el golpe militar encabezado por el entonces Comandante del batallón de paracaidistas Antonio Nicolás Briceño, Hugo Chávez Frías, fracaso que lo llevó a estar en prisión dos años.

Tras su puesta en libertad, fundó el Movimiento V República (MVR) y junto a seis organizaciones políticas más integró la coalición Polo Patriótico (PP) que, en las elecciones legislativas y regionales de 1998, obtuvo una rotunda victoria y pasó a constituirse en la primera fuerza política del país. Como candidato del MVR, en los comicios de diciembre de ese mismo año, Hugo Chávez Frías fue electo por primera vez como presidente de la República y, en 1999, al emitir la nueva Carta Magna, se institucionalizó y sentaron las bases de los cambios que ?en las elecciones de diciembre pasado?, la población venezolana refrendó con su decisión de votar a favor del Socialismo del Siglo XXI. Recientemente dieron inicio los trabajos encaminados a constituir el Partido Unido de la Revolución Bolivariana.

El curso y tendencia de los acontecimientos en América Latina y el Caribe permite advertir que ya no se está en una época de cambios sino en un cambio de época, nueva e inédita, que arranca con la proclamación del carácter socialista de la Revolución cubana; continúa con la toma del poder por el presidente Chávez y la institucionalización de la República Bolivariana de Venezuela, y se amplía, fortalece y profundiza con los trascendentales cambios que en lo económico, político, institucional y social están teniendo lugar, en medio de no pocas dificultades e indudables éxitos y bajo la presidencia de Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador; rumbo hacia el que no parece todavía marchar Brasil, Argentina y Uruguay, con presidentes como Lula da Silva, Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, electos con el apoyo de partidos, fuerzas y movimientos de corte popular y ancha base social.

Es hacia América Latina que se desplaza la lucha antiimperialista y ello, a su vez, define la tendencia general del cambio de época que, en el momento actual, no podría estarse dando si no fuera por las luchas y transformaciones profundas que están teniendo lugar en la parte sur del hemisferio occidental y cuyo rasgo más característico es la cada vez mayor ampliación del desafío de los pueblos a la política terrorista de Estado, fascistización y guerra a escala mundial del jefe de la potencia imperialista más grande de la historia.

Fuente: www.lahora.com.gt - 020507


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.