Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Gobernar, para transformar radicalmente el país
Por Ricardo Rosales Román - Guatemala, 6 de septiembre de 2007
rosalesarroyo@intelnett.com

Del valioso legado de Marx destaca el método elaborado para el estudio, conocimiento e interpretación de la realidad y transformarla revolucionariamente. Lenin, por su parte, se encargó de dar a conocer y divulgar el marxismo en su país bajo la dominación, opresión y explotación zarista. Dijo, además, que el marxismo no es un dogma sino una guía para la acción, y que sin teoría revolucionaria no puede haber práctica revolucionaria.

En mi opinión, el colapso de la Unión Soviética y la desaparición del sistema socialista en Europa del Este, no significa el fracaso del marxismo; es resultado de los errores acumulados por quienes en momentos concretos estuvieron al frente del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). Es erróneo como aventurado atribuir al marxismo el fracaso del socialismo real. Fue a causa de errores en su aplicación práctica, el esquematismo y dogmatismo, subjetivismo y voluntarismo, y la subestimación de la agresividad de los enemigos de clase.

Marx logró pasar el estudio y conocimiento de la filosofía, la economía y la política del idealismo imperante a un nivel objetivo y científico; dotó a la humanidad de un método a fin de interpretar objetiva y científicamente la realidad, sus antecedentes y entorno así como el posible desenvolvimiento de los acontecimientos.

Los informes de los organismos internacionales sobre determinados temas y las publicaciones de los autodenominados analistas independientes o de los centros de investigación y estudio, en algunos casos, aportan elementos que pueden resultar de utilidad para el conocimiento de la realidad. Su gran limitación es que no se ocupan de las causas que están en la base de los datos o indicadores que manejan ni sus consecuencias y soluciones. Sus trabajos describen las manifestaciones externas de la realidad.

Para un analista serio, estas elaboraciones, informes o diagnósticos son, por supuesto, materiales de estudio y conocimiento y útiles herramientas de trabajo a partir de las que -y de sus propios estudios y análisis- habrá de elaborar sus trabajos que, por supuesto, han de tener en cuenta las raíces y causas que motivan que la realidad esté como se describe, profundizar en sus antecedentes y continuidad, contexto y entorno, así como prever su desenvolvimiento y desarrollo.

Eso y mucho más, es de lo que carecen las propuestas de campaña de los candidatos presidenciales que manipuladora e interesadamente se dice que cuentan con los mayores porcentajes de intención del voto ciudadano para el 9 de septiembre. No llegan a ser propuestas programáticas sustentadas en un estudio y conocimiento de la realidad del país, sus antecedentes, entorno y contexto.

Son ofrecimientos que se hacen con base en ocurrencias inmediatistas, antojadizamente escogidas, y que no se traducen ni concretan en una política de Estado sino en rubros de gastos que al tratar de ejecutarlos tropiezan con limitaciones derivadas de los ingresos ordinarios y extraordinarios asignados a cada dependencia, pero, sobre todo, de prácticas burocráticas que son como las aspas de varios reguiletes girando en direcciones encontradas.

En esas condiciones, los "compromisos" que se asumen no se cumplen y reproducen las limitaciones e incapacidad de gestiones anteriores responsables de que el Estado no esté en capacidad y condiciones financieras e institucionales de jugar el papel subsidiario que la Constitución Política de la República le asigna y, menos, de tener a su cargo la rectoría y dirección del desarrollo económico y social del país.

Lo anterior se puso de manifiesto durante el foro "Guatemala, 2007", del jueves pasado, patrocinado por la CNN, y que más pareció montado para favorecer al candidato oficial a quien, por cierto, de nada le sirvió. El perdedor resultó siendo quien se dice que está a la cabeza de "las encuestas". Los otros tres no aportaron nada de interés e importancia. Ninguno de los cinco, se apartó del scrip diseñado por sus "asesores" y "creadores de imagen" que es como esos advenedizos "expertos" creen que se puede llegar a "gobernar" el país.

Mi convicción es que en tanto no participen candidatos con estatura de estadistas y visión de Estado, y no comprometidos a responder a los intereses de los sectores económicos del poder dominante y los compromisos derivados de las políticas neoliberales y la globalización imperial, el país no va a poder salir del hoyo en que está.

Para dejar de gobernar a la manera conservadora y tradicional, el poder tiene que pasar a manos de estadistas y hombres de Estado que conozcan, sepan sistematizar e interpretar objetiva y científicamente la realidad del país y que tengan la decisión de transformarla revolucionariamente.

Es el desafío a encarar y expresión del compromiso ciudadano de participar en la conformación de una real y verdadera alternativa política, social y popular, amplia, incluyente y unitaria, emancipadora, independiente y progresista.

Fuente: www.lahora.com.gt - 050907


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.