Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Una india a la Presidencia de Guatemala
Por Raúl Sohr - Santiago de Chile, 23 de febrero de 2007
rosalesarroyo@intelnett.com

Las posibilidades de Menchú de llegar a la Presidencia son remotas. En los hechos, su candidatura divide a la izquierda. Encuentro por Guatemala es una alianza de orientación socialdemócrata que confrontará a las agrupaciones herederas de la lucha guerrillera.

AMÉRICA LATINA FIJA nuevos hitos. Con Michelle Bachelet se eligió a la primera Presidenta por mérito político propio. En Bolivia, Evo Morales es el primer indio Jefe de Estado. Ahora, la Premio Nobel Rigoberta Menchú aspira al primer doblete, en su condición de india quiché-maya. La laureada y sufrida aborigen aceptó encabezar la alianza izquierdista Encuentro por Guatemala en las elecciones generales programadas para septiembre.

Menchú lidera, además, una coalición de organizaciones indígenas, el Wineq, que en maya significa el ser humano en su totalidad. El activismo indianista ha sido muy reprimido en las últimas décadas. Incluso Wineq no ha logrado constituirse en partido político.

Menchú es hoy una celebridad internacional, además del Nobel de la Paz ganado en 1992, obtuvo el Premio Príncipe de Asturias y en la actualidad es embajadora de buena voluntad de la Unesco. Una tenaz luchadora por los derechos humanos, ha pagado junto con su familia un precio brutal por su activismo. Su padre fue asesinado por las fuerzas gubernamentales durante un cerco a la embajada española en 1981. También por la mano militar fallecieron su madre, dos hermanos y tres sobrinos. Ella fue forzada a un prolongado exilio en México.

Las simpatías que Menchú goza en el mundo no se repiten en Guatemala, donde ha recibido numerosas amenazas de muerte. Su país está lejos de haber curado las heridas abiertas en la guerra civil vivida entre 1962 y 1996. La mayoría de las víctimas fueron indígenas exterminados en campañas de una crueldad sin parangón en América Latina. Y eso es mucho decir.

Un episodio muestra hasta qué profundidad sicopática llegaron los militares. El 22 de diciembre de 1982 tropas del Ejército forzaron a todos los habitantes del poblado de Chiul, en el departamento de Quiché, a marchar a la vecina aldea de Parraxut. Una vez allí se ordenó a las patrullas de la aldea que separaran a los hombres de las mujeres y encerraran a los niños en la escuela. Después se les ordenó fusilar a todos los hombres. Varios “patrulleros” se negaron y fueron acribillados por las tropas que los rodeaban. Los sobrevivientes acataron la orden. Acto seguido, los soldados violaron a cada una de las mujeres; las que se resistieron fueron asesinadas allí mismo. Más tarde, los soldados fusilaron a las sobrevivientes. Los niños lograron escapar con vida. Todos los adultos de Chiul, unas 350 personas, fueron asesinados. El Ejército se retiró y divulgó lo acontecido en otras aldeas. Quince mil guatemaltecos habían sido exterminados cuando se clausuró la campaña, en 1983.

Las posibilidades de Menchú de llegar a la Presidencia son remotas. En los hechos, su candidatura divide a la izquierda. Encuentro por Guatemala es una alianza de orientación socialdemócrata que confrontará a las agrupaciones herederas de la lucha de la guerrilla. Estas se agrupan en la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (UNRG), fundada en 1982 y que coordinó a las cuatro organizaciones insurgentes que operaron en ese país. En las condiciones políticas actuales el gran beneficiario de la división de la izquierda será el oficialismo.

Está por verse, sin embargo, el impacto que tendrá una indígena entre sus pares. De los 13 millones de guatemaltecos, alrededor de la mitad son mayas. Además, como se suele decir en política: una semana es una eternidad. De aquí a septiembre muchas cosas pueden pasar.

Fuente: www.lanacion.cl


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.