Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cuba y Venezuela alianza estratégica
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 23 de diciembre de 2004

Ya hay muestras concretas de la cooperación entre ambos países. Una de ellas está en el petróleo que Venezuela vende a Cuba a precio preferencial de US$27 por barril los 53 mil barriles que consume Cuba al día.

El 14 de diciembre se firmó en la Habana un acuerdo entre Venezuela y Cuba mediante el cual se estaría dando impulso al proyecto del ALBA esto es, la Alternativa Bolivariana de las Américas, que quiere ser una opción democrática al proyecto de Bush, denominado ALCA, Área de Libre Comercio de las Américas.

Parece un simple juego de palabras, pero no lo es. Las diferencias entre el proyecto que apadrina Venezuela, ahora con el apoyo de Cuba, y el impulsado por Bush y aceptado por algunos gobiernos, responden a lógicas distintas, a modelos de desarrollo diferentes.

Un resumen de los ejes distintivos del ALBA permite ver entre otros aspectos:

1) un trato especial y diferenciado que considere el nivel de desarrollo de los países y la dimensión de sus economías.

2) la complementariedad económica o cooperación entre los países y no la competencia entre naciones y producciones.

3) que el comercio y la inversión no deben ser un fin, sino instrumentos para alcanzar un desarrollo justo y sustentable. Hay, además, temas de solidaridad, fondos de emergencia, defensa cultural.

Una lógica diferente a la que expresa el ALCA y los tratados comerciales. En estos, si asumimos que el ALCA pretende ser un tratado comercial continental, lo principal es el comercio sin reconocer las asimetrías, el desarrollo desigual, la competencia desleal, la creación de lazos de dependencia casi coloniales, y otros defectos.

De acuerdo con los propagandistas del ALCA de Bush, el mismo debía entrar en vigencia en enero de 2005.

Sin embargo, lo que tenemos ahora es el planteamiento hecho por Venezuela y Cuba, que para lo menos que podría servir en Centroamérica, es para reflexionar lo mal negociado que están los tratados comerciales firmados entre Centroamérica y EE.UU.

Más allá de cualquier opinión ideologizada sobre los gobiernos de Cuba o Venezuela, o las figuras de Fidel Castro y de Hugo Chávez, es necesario decir que el acuerdo suscrito es de contenido profundamente democrático, contrario a los tratados comerciales y el ALCA de Bush. Es la conclusión al conocer los enunciados del proyecto firmado. Es de elemental objetividad.

Ya hay muestras concretas de la cooperación entre ambos países. Una de ellas está en el petróleo que Venezuela vende a Cuba a precio preferencial de US$27 por barril los 53 mil barriles que consume Cuba al día.

Esto es ejemplo de un comercio con una visión como la indicada en el resumen de los puntos centrales del ALBA. Cuba por su parte, retribuye con precio de garantía para el petróleo en caso de baja en al mercado mundial, servicios médicos, educativos, deportivos.

Simultáneamente, se eliminan los aranceles en el marco de este acuerdo de alianza estratégica y se amplía la cooperación.

Sin duda se trata de un modelo diferente al propuesto o impuesto por Estados Unidos y el gobierno de George Bush.

No se trata de algo menor, pues en nuestro caso al inicio de enero se deberá situar en la agenda legislativa el asunto del TLC con EE.UU. y su eventual ratificación.

Ya hay voces respetables que critican el texto acordado del TLC con EE.UU. Entre estas voces se encuentra la declaración de los jesuitas de Centroamérica que demandan que el mismo no sea ratificado por los congresos. No se trata de un capricho de la Compañía de Jesús de Centroamérica.

Pues luego de ver la alianza entre Cuba y Venezuela, sí se puede afirmar que hay alternativas al libre comercio como el propuesto en el TLC entre Centroamérica y los EE.UU.

Desde donde se quiera analizar, el planteamiento del ALBA, es de reflexión indispensable si queremos ser realistas.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.