Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Miles de firmas contra el TLC
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 3 de febrero de 2005

Señalan que con el TLC Guatemala conocerá la quiebra de importantes sectores productivos y con ellos miles de empleos.

Ahora que se abrió el debate sobre el TLC con EE.UU. en el Congreso de la República, es necesario que los diputados tomen en cuenta que miles de ciudadanos de este país no están de acuerdo con el texto negociado. Las razones son de diversa naturaleza pero en ellas predominan aquellas que señalan que con dicho tratado Guatemala conocerá la quiebra de importantes sectores productivos y con ellos miles de empleos. Todo lo contrario a lo que dice la propaganda gubernamental.

Si bien es cierto que el TLC fue aprobado en El Salvador es necesario decir que ello es a costa de dividir a la sociedad de ese país, pues en el Congreso una mayoría raquítica aprobó el texto con la oposición del FMLN, primera fuerza parlamentaria en el país vecino. ¿A cambio de una candidatura sin futuro en la OEA?

El texto del TLC fue negociado por el gobierno anterior, pero se dice poco que el actual continuó con un proceso negociador sin informar a nadie, en lo oscurito. En este proceso que fue de diciembre de 2003 a mayo de 2004, se introdujeron cambios contrarios a los intereses de nuestro país. Todo debido a presiones de EE.UU. Además el proceso de negociación con República Dominicana también produjo cambios.

El texto del TLC fue pedido oficialmente por diputados a funcionarios del Ministerio de Economía desde junio, y es solo ahora que llega al Congreso.

Y con prisa. Urge, dicen desde el gobierno, quienes desconocen la magnitud de los compromisos. Pero no se movieron para facilitar el conocimiento de un texto antinacional.

En dos palabras, piden un acto de fe de los diputados para validar el texto del TLC mal negociado y que desconocen. Total, creen que los diputados son obedientes y no deliberantes.

Dentro de las limitaciones y debilidades de dicho texto está el de ser inconstitucional. Al grado que la Constitución Política del país debe, si se ratifica el acuerdo comercial, de ser modificada en muchas de sus partes.

Todo para quedar bien con los EE.UU. y con unos pocos sectores económicos del país, pues hay muchos que se oponen. Es el caso de los productores de granos básicos (maíz, frijol, arroz) de ganaderos (bovino y porcino) de pequeños empresarios, de fabricantes de medicinas genéricas, y los miles de seguros desempleados por los efectos que el mismo tendrá sobre nuestra economía. Vale la pena detenerse en lo que señala la Compañía de Jesús de Centroamérica:

“Centroamérica puede hoy exportar a los EE.UU. azúcar, textiles o ropa, gracias a los privilegios concedidos en la Iniciativa de la Cuenca del Caribe o en el Sistema General de Preferencias. Y ha tenido que negociar el TLC con el riesgo de perder esos privilegios si la negociación no se consumaba.

CA ha tenido que abrir sus mercados a los granos básicos que producen los EE.UU. mientras esta misma nación no ha aceptado negociar la disminución o supresión de los subsidios a la producción y la exportación de estos granos básicos.

El CAFTA mantiene las barreras aduaneras no arancelarias (sanitarias y fitosanitarias) y CA se encuentra en situación de inferioridad tecnológica para cumplir con ellas. A todas éstas se añaden hoy las imprevisibles barreras antiterroristas”.

Miles de firmas que deberán ser presentadas al Congreso, dicen claramente la oposición a un texto que no traerá beneficios a nuestro país y, por el contrario, generara más desempleo y dependencia.

Ese es el resultado para México del tratado que firmaron hace 10 años con Estados Unidos y Canadá, y los resultados del TLC firmado entre Guatemala y México hace unos 5 años hablan de un comercio deficitario. Compramos más y vendemos menos. Esa es la realidad que se oculta. Que lo menos que demanda es una consulta popular antes que la aprobación a dedo.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.