Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Primer juicio antirracista
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 10 de marzo de 2005

El racismo no es algo que se queda en el ámbito de la cultura, es mucho más profundo, tiene raíces en la estructura económica del país.

Este martes dio inicio en Guatemala lo que desde ya ha sido calificado como un juicio histórico: varios acusados de delitos racistas. El origen de todo se encuentra en la agresión física y verbal que en los salones de la Corte de Constitucionalidad (CC) recibiera Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz.

Con lenguaje soez y golpes se le trató como en Guatemala a un indígena en la calle, en el trabajo, en el Congreso, en los mercados, en la escuela, a la servidumbre que en su enorme mayoría es indígena.

Entre los agresores identificados se encontraba un nieto del general Efraín Ríos Montt. Todo ocurrió el 9 de octubre de 2003. Las turbas eferregistas se encontraban en plena campaña de intimidación y no midieron el alcance de una agresión a la Premio Nobel de la Paz en la CC. El desenfreno absoluto.

Este 8 de marzo dio inicio el juicio oral en contra de varios implicados entre quienes hay una diputada del Parlacen, y como es fácil suponer, la cúpula del FRG y el general, buscan por todos los medios que el nieto reciba el mismo trato del abuelo: libertad en su domicilio, visitas, reuniones con cafecitos, y un largo etcétera.

Por lo anterior se podría pensar que existen motivos políticos en el medio, pero eso es lo que pretendería el partido del general que anda negociando la impunidad del nieto a cambio de un voto a favor del TLC.

Sin embargo, el tema del racismo va más allá de la coyuntura política, y de la clase política del país. Es un asunto de orden nacional, histórico, que va a las raíces de la exclusión y la discriminación.

Es el recordatorio que en este país existen ciudadanos de primera y de segunda, indígenas y ladinos, explotados y explotadores. Hijos de la Conquista y conquistados. Pero sobre todo, un conjunto de valores que cobran forma día a día, en todos los ámbitos de la sociedad con plena, total y absoluta impunidad.

A pesar que desde no hace mucho tiempo existe una ley contra la discriminación y no específicamente por racismo, por la práctica de esconder la basura bajo la alfombra y no nombrar las cosas como son: hay muchas formas de discriminación pero hay un solo racismo, y por ello el vacío que hay en una ley tibia como lo señala la Premio Nobel.

Pero además el racismo no es algo que se queda en el ámbito de la cultura, es mucho más profundo, tiene raíces en la estructura económica del país. Desde la Conquista pasando por la Colonia y la época republicana.

No es casual que en un texto sobre la etnicidad y la nación, Arturo Taracena señale que históricamente, mozo, jornalero e indio son la misma cosa desde la visión dominante, y con ello se explica en parte la relación directa entre explotados y excluidos.

Es una visión a no perder de vista en el juicio por las agresiones racistas que sufrió Rigoberta Menchú por las hordas del FRG.

En todo caso sería de suma importancia para el país una condena por parte de los tribunales guatemaltecos a personas acusadas de racismo, con cantidad de evidencias, con peritajes y todo lo que hace falta en un juicio serio, para demostrar que el racismo es un delito y que el mismo se comete día a día en todos los terrenos, lugares, sectores sociales o lugares de trabajo y estudio. Eso daría un alcance histórico al juicio actual.

Me parece que sería una pérdida de tiempo dedicar toda la atención a las relaciones familiares de los acusados o a su militancia política. Aunque por supuesto que no hay que perder de vista las negociaciones que se llevan a cabo para conseguir un fallo judicial que avale la impunidad.

El punto central que se debería analizar es el hecho del racismo existente en Guatemala que no hace mucho llevara a funcionarios de Minugua a señalar la existencia de un Apartheid hecho en nuestro país, aunque guardando las formas legales que nos diferencian de Sudáfrica.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.