Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Catastro sin consenso
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 9 de junio de 2005

Esto es, dos o tres gobiernos en el tema de catastro con una misma orientación.

Luego de años de buscar consensos alrededor del catastro y de ocho meses de discusiones en una mesa multisectorial que alcanzó acuerdos significativos que a su vez fueron avalados por la Comisión de Gobernación del Congreso, ahora, en evidente muestra de falta de tacto político, la Directiva del Legislativo anunció que los consensos alcanzados son interesantes, pero que no obligan a los diputados.

En pocas palabras, que hablen, que discutan, que se pongan de acuerdo, pero a nosotros ni frío ni calor. Sin embargo, a última hora convocan a un taller improvisado y posponen el tema por unos cuantos días para ver si legitiman los votos que tienen atorados.

Resulta que la mesa multisectorial avanzó en casi todos los temas que debería contener una ley sobre la materia y que salvo excesos y titularización especial, el resto tuvo consensos. Claro, son los temas más delicados de todo el desorden agrario nacional, son la explicación del despojo, de la manera arbitraria en que se ha legislado sobre la materia y expresión de una visión en donde los finqueros de siempre manejaron todo a su favor.

Por ello no es casual que la Directiva del Congreso pretenda redactar una ley de catastro que beneficia a los finqueros, no al país. No nos engañemos.

Junto a los temas que señalo se encuentra la discusión sobre si el catastro es una institución dependiente del Maga o una institución autónoma, pero sin los recortes que se pretende aprobar. El punto se quiere presentar sin la gravedad que tiene.

Y se argumenta, sin el menor análisis, que faltan votos. Lo cierto es que una institución autónoma en este gobierno impediría que los empresarios hagan su caldo gordo con una ley que lo único que haría, si se aprueba lo que quieren desde el Congreso, es ratificar el despojo histórico.

Pero además, un ente autónomo estaría protegido de los vaivenes electorales y con ello se podría impulsar una política de largo plazo. Esto es, dos o tres gobiernos en el tema de catastro con una misma orientación. Es la parte técnica de un proceso que debería estar al margen de los resultados electorales.

En ello estuvo de acuerdo un amplio espectro de organizaciones sociales e instituciones, partidos políticos, así como la Cámara del Agro. Incluso la Vicepresidencia manifestó su complacencia por una institución autónoma y por el conjunto de resultados alcanzados en la mesa multisectorial.

Es obvio que con una ley hecha la medida de los empresarios y con el voto de la bancada de la Gana y de quienes se sumen a la visión oligárquica del partido oficial, el movimiento social estará en contra y se puede abrir un nuevo período de tensiones sociales. Lo anterior nos debería llevar a pensar en la utilidad del diálogo en un gobierno como el actual y en la necesidad de hacer de este mecanismo algo serio, con profundidad y que sea tomado en cuenta.

Lo contrario es abrir un período de alejamiento entre las instituciones de gobierno y la sociedad guatemalteca.

En esta dirección no parece ocioso preguntar a los personeros del Gobierno cuál puede ser la utilidad de la promocionada mesa sobre concesiones si la ruta conocida es discusión, discusión, discusión y luego imposición de lo que se les ocurre desde el Ejecutivo y su bancada en el Congreso. ¿Verdad que no es ocioso hacer este ejercicio? Y en la otra dirección, ¿valdría la pena que los sectores sociales acudan a mesas que no son vinculantes y dejar que los diputados de la Gana hagan lo que les venga en gana?

Creo que es mejor dejar que los del Gobierno y su bancada se cocinen en su salsa y evitar la asistencia a jueguitos de salón que para nada toman en cuenta el estado real de la opinión de la ciudadanía. Es lo que vimos con el TLC y parece que esa es la receta para todos los temas, incluidos catastro y concesiones. Al menos, mientras dure este gobierno de empresarios sordos.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.