Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Wal-Mart y el TPS
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 24 de noviembre de 2005

Creo que si una empresa estadounidense se instala en Guatemala, lo menos que debería hacerse es establecer que no violen los derechos migratorios de nuestros paisanos en EE.UU., y que en nuestro país respeten los derechos laborales.

En una reciente emisión de TV por cable me enteré, de manera casual, que la empresa Wal-Mart contrata latinos -entre los cuales hay muchos compatriotas- sin ningún tipo de derecho y los deja a la suerte de la migra cuando ésta se hace presente.

Lo cierto del caso, como ocurre siempre, es que empresas como Wal-Mart y Price Mart contratan latinos cuando son útiles como mano de obra barata, sin derechos migratorios y, por supuesto, sin derechos sociales. Es la historia que conocen los chapines en EE.UU.

Lo saben nuestros paisanos en EE.UU. que presionados por el hambre y la falta de oportunidades en Guatemala, han tenido que emigrar para buscar trabajo aunque sea en empresas como Wal- Mart, sin derechos y expuestos a los excesos y abusos de la migración de EE.UU. con el apoyo de estos empresarios, en lo que constituye una muestra de las relaciones asimétricas, que continúan con todo y la firma del TLC.

Lo contrario sucede en nuestro país. Aquí puertas abiertas a este tipo de empresas, aunque no respeten los derechos laborales, no paguen impuestos, no respeten las normas mínimas para el consumidor y violen el reglamento de la Diaco.

Sería interesante que empresas como Wal-Mart encabezaran la demanda por un TPS. Esto es, un permiso temporal para los guatemaltecos y que ello fuera un requisito para abrirles las puertas en nuestro país, pues creo que podemos estar de acuerdo con que no se puede vivir con tanta asimetría. Aquí no respetan los derechos laborales y en EE.UU. no respetan los derechos migratorios. ¿Qué carajos respetan? ¿Y por qué les abrimos las puertas de la manera en que se hace?

Es un tema que cuando se habla tanto del papel de las remesas familiares que proceden de EE.UU. se debería reflexionar. Y no sólo en las posibilidades que hay en términos de construcción a partir de las remesas, o la de ampliar servicios del sistema financiero por la existencia de un millón de compatriotas que envían sus remesas en un negocio que cada día más, se convierte en rentable para los bancos, que en cada remesa que reciben, con el consabido cobro usurero por envío, no preguntan si la misma proviene de un paisano que vive indocumentado en EE.UU.

Creo que si una empresa estadounidense se instala en Guatemala, lo menos que debería de hacerse es establecer que no violen los derechos migratorios de nuestros paisanos en EE.UU., y que en nuestro país respeten los derechos laborales. De lo contrario, se debería de rescindir cualquier contrato con empresas de doble discurso y sin responsabilidad social. Es algo que incluso se considera en el capitulado del TLC.

O si se quiere plantear de otra manera: se debería pedir, como condición para instalarse, a las empresas estadounidenses en Guatemala o que exportan sus productos hacia nuestro país, que respaldaran la urgencia de un TPS, mientras se logra algo más estable, para nuestros connacionales y con ello se contribuyera a explotar menos a nuestros paisanos que trabajan ilegalmente en las empresas con las cuales hacemos negocio como país, y sufren esta doble moral empresarial y la represión de la migra gringa.

Esto que señalo es una de las tantas expresiones de la asimetría con la cual se firmó el TLC.

De una parte, apertura total de nuestros gobiernos; y de otra, trabajadores emigrados que sufren día a día la represión migratoria de los policías de EE.UU., y la ausencia de solidaridad por parte de empresas que los usan allá y que se benefician aquí de la falta de controles por parte del Estado.

Negocio redondo para empresas sin responsabilidad social empresarial, que aprovechan lo barato de la mano de obra aquí y la ausencia de respeto por las leyes laborales

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.