Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

ASALTOS BANCARIOS S. A.
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 18 de enero de 2007
mszurdo@hotmail.com

El cierre de dos bancos Bancafé y Banco de Comercio en cosa de tres meses, mas las alarmas aparentemente infundadas sobre un tercero el G&T, y la falta de dinero efectivo en el sistema financiero nacional, con la red de automáticos cajeros vacíos por la estupidez (¿) de un funcionario del banco, “pero de la anterior administración”; nos dejan como sociedad perplejos, irritados, y con deseo de que el tema se aclare cuanto antes, pues en muchos casos la gente perdió los ahorros de su vida en este nuevo tipo de asalto bancario.

Pero desde las autoridades no hay respuesta, salvo las mentiras piadosas o cínicas y los desplegados llamando a la confianza cuando esta no existe mas, y sigue la tendencia a que los delitos de cuello blanco se mantengan en la absoluta impunidad. Es al menos la percepción generalizada que existe en la ciudadanía, luego de observar que pasados unos tres meses no hay nada de explicaciones y sobre todo, de respuestas concretas a los ahorrantes estafados. Y los banqueros y autoridades responsables, siguen en la impunidad y viviendo bien.

Hace muchos años alguien decía a propósito de la moral de los banqueros y las crisis financieras sucesivas lo siguiente, “¿que es mas delito, fundar un banco o asaltarlo?”. Quien decía esto era el poeta alemán Bertold Brecht. No se trata de reproducir este debate hoy, pues ahora fundar el banco y asaltarlo, se llevan a cabo por la misma persona; pero si hace falta deducir responsabilidades en el nuevo esquema de corrupción financiera que existe en el país y que no permite que se haga justicia cuando hay cientos o miles de ahorrantes estafados con la mirada cómplice del gobierno guatemalteco.

En pocas palabras, hoy día es fácil quebrar el banco como resultado de malas operaciones, o de actos de corrupción pura y simple, pues existe un mecanismo que “protege” a los ahorrantes, que se denomina FOPA. Lo único que ocurre es que los banqueros asaltan los bancos y el Fopa paga. Pero, siempre hay uno, la plata con la cual se reponen los depósitos de los ahorrantes (nunca todos) son parte de los impuestos que todo mundo paga, y que se dedican a preservar los negocios de los banqueros asalta-bancos.

Entonces aparece el circuito maligno del sistema financiero. En años pasados hubo financieras que quebraron por falta de controles del estado. Y hoy son los bancos acreditados que quiebran por la misma razón, solo que ahora hay una excusa o un momento de respiro y es que los robos de los banqueros están respaldados por el mentado Fopa. Y esto se llama carta blanca para asaltar los bancos.

Así por ejemplo, si hay un banco de chambones o de corruptos, o si se funda un banco marca patito, el expediente es fácil: se declaran en quiebra y santos en paz. Y esto en la impunidad total. Es el robo de cuello blanco. Los ahorrantes que se jodan, que se queden sin su pisto y los que tengan suerte, pues el Fopa les devuelve lo que los banqueros se robaron de manera olímpica y descarada. Eso sí, siempre que no pase de unos veinte mil quetzales que es el techo del Fopa.

Ante esto me parece que habría que introducir nuevas regulaciones en la ley de bancos, o lo que es lo mismo, que sea modificada la política monetaria, cambiaria y crediticia, así como que se fortalezca la banca central para que sea una institución que sirva al desarrollo nacional y no a los pingues negocios de un grupo oligárquico de banqueros-.

Y como algo no menor, que se introdujera una figura penal severa, para los dueños que quiebren sin previo aviso, o que no informen de manera adecuada a la junta monetaria de los riesgos de algunas de sus operaciones, o que declaren pérdidas en operaciones que huelan a estafa, o que simplemente hagan maniobras turbias al margen de la ley. Por supuesto que en esta nueva visión de la relación bancos-estado, debe de existir un mayor y mejor control de la caja negra financiera en que se ha convertido la banca de este país.

NOTA: QUIERO EXPRESAR MI MAS ABSOLUTA CONDENA A LA REPRESIÓN QUE FUERON OBJETO LOS DIRIGENTES SINDICALES Y DE MAESTROS EL DOMINGO 14 DE ENERO. ASIMISMO, EXIGIR DE LAS AUTORIDADES LA MAS URGENTE INVESTIGACION Y EL CASTIGO A LOS OFICIALES RESPONSABLES DE ESTOS ATROPELLOS. ES LO MENOS QUE SE PUEDE DEMANDAR.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.