Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con Filo
Bush en el país que se hunde
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 8 de marzo de 2007
mszurdo@hotmail.com

Bien, el mentado Bush-tcher finalmente viene a Guatemala. Nada del otro mundo, unas cuantas ofertas como en la época de la alianza para el progreso que el Che Guevara calificó como la alianza de las letrinas. Es todo. Viene a un país en absoluta crisis. El crimen organizado tiene en instituciones del estado cobijo. Además aliados, mecenas, y una lista de colaboradores e integrantes de toda laya. El crimen organizado se porta bien en nuestro país, esto es, crece, se desarrolla y mata. Lo peor de todo que por la vía de la purificación con el fuego.

Veinticuatro horas en nuestro país y es suficiente que la oligarquía neoliberal haga cuentas alegres, que se improvisen planes turísticos para ver como se mata en nuestro país, pues por ahora no hay nada mas que enseñar. La euforia de algunos sectores ante la venida de Bush-tcher, solo me recuerda el cuento de Sergio Ramírez a propósito de un posible viaje de Jackie Kennedy a Nicaragua. Cenas, rifas, concursos de poesía para el recibimiento, y una demostración del primitivismo como ahora en Guatemala, que se rememora la visita de Clinton para desestresarse del affaire Lewinsky.

Pero el tema es mucho mas serio. La venida de del presidente de estados unidos nos debe servir para decir una vez mas nuestro rechazo al TLC y, en todo caso, a plantear una renegociación del capitulo agrícola y el de propiedad intelectual. Debe servir además, para exigir que se respeten los derechos de los trabajadores que emigran hacia ese país y que son para Guatemala su principal sostén económico. Es una ocasión para que los ciudadanos y ciudadanos con espíritu critico y libre, digamos que no queremos ser una colonia norteamericana.

Lugar destacado tiene que ocupar en las demostraciones populares, la exigencia del retiro de las tropas norteamericanas de Guatemala, que en la actualidad son en San Marcos y el Petén, mas de 2000 efectivos, que nos hace ver a nivel mundial como un país ocupado, como diría Eduardo Galeano, al titular un libro suyo de 1967, Guatemala, País Ocupado.

Desde la izquierda decimos que tenemos el derecho de decir bienvenidos Evo Morales o Hugo Chávez, y malvenido el presidente de los EEUU. Con ello estamos poniendo de manifiesto que el derecho a ser un país libre y soberano lo reivindicamos, y que aunque parezca algo viejo, reivindicamos la soberanía como la regla de oro en el relacionamiento entre naciones. La globalización con todo su peso y desarrollo, no es mayor que los derechos al ejercicio de la soberanía.

Es en pocas palabras, un buen momento para hacer la diferencia entre la paja y el trigo, entre la izquierda y la derecha, entre quienes queremos un país libre o entre quienes finalmente, aceptarían ser una colonia norteamericana para aliviar los trámites .

Pero agrego, en el momento de un viajecito como el presente, lo que nos corresponde es no perder de vista la inmensidad de la crisis institucional por la cual atravesamos, que no perdamos de vista la crisis bancaria, el hundimiento de partes de país como en el barrio San Antonio, así como la impunidad en que vivimos. Y sobre todo, la mediocridad el gobierno actual.

Sin más por el momento, se podría decir, Bush Go Home. Y esto es muy en serio.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.