Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con Filo
Antes con el ALBA que con la UE
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 17 de mayo de 2007
mszurdo@hotmail.com

La discusión entre los gobiernos de CA con Europa para un acuerdo marco de cooperación, parece que no tiene el menor sentido. De una parte los contenidos planteados por Europa son de hecho, más de lo mismo, con relación al TLC con USA. No hay en efecto cambios que permitan pensar en un acuerdo en la lógica de la integración europea; se limita al ámbito de un TLC cualquiera; solo que en este caso es CA-UE y más nada.

No hay por ningún lado una mirada clara a las asimetrías existentes, menos a las probables medidas compensatorias. En otra dirección, los temas centrales excluidos, o mal trabajados, en el TLC USA-CA siguen siéndolo en el acuerdo UE-CA. Me refiero a los compromisos laborales que vayan más allá de las declaraciones, los derechos de los pueblos indígenas, o el respeto por el medio ambiente. Como señalo, más de lo mismo.

Adicionalmente; es necesario subrayar que las exigencias europeas en cuanto al fortalecimiento y/o creación de institucionalidad en CA no cuentan con la simpatía del conjunto de gobiernos que no le apuestan al desarrollo institucional que pasa por el fortalecimiento del estado, presos como están de la visión neoliberal.

En el fondo se trata de dos visiones que solo buscan costos menores y que se excluyen mutuamente, a) para Europa la unión aduanera, por ejemplo, significa mayores ventajas para sus exportaciones, o lo que es lo mismo mas ganancias: b) para la región, la unión aduanera implica costos, personal, mas obligaciones, fortalecimiento institucional, en suma perdidas. Por ello el proceso no avanza a pesar de las reuniones y declaraciones que se producen como la reciente reunión en Belice.

Y ante los escasos beneficios del acuerdo, hay poca motivación real y Europa no cuenta con los resortes para imponer un acuerdo como antes lo hizo EE.UU.

Creo por tanto, que los esfuerzos por concretar nuevos acuerdos de cooperación o de integración comercial, deberían de enfocarse en dirección a la Alternativa Bolivariana de las América –ALBA- que con una lógica diferente a los acuerdos con los EE.UU. o el que se pretende concretar con Europa, pues en el diseño del ALBA se encuentra la cooperación y la no competencia:

Complementariedad antes que exclusión, tratamiento de asimetrías y medidas compensatorias antes que políticas de monopolios o dumping. En suma se trata de lo más conveniente para nuestros países; especialmente cuando ya conocemos los primeros resultados del TLC con EE.UU.

Aunque claro, para la incorporación al ALBA habría primero, que pedir permiso al Tío Sam. ¡Menudo problema!

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.