Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con Filo
Los clavos de Stein
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 22 de junio de 2007
mszurdo@hotmail.com

Una denuncia del COS, que se adjunta al balance del desastre del desgobierno de la GANA, nos ha dejado perplejos pues resulta que el desgobierno de la GANA esta enmierdado de corrupción desde el inicio del mandato a hoy día. Primero fue lo de los fertilizantes, a continuación negocios de medicinas, ya antes el alza del azúcar para resarcir a los azucareros financistas de la campaña; luego el contrabando de la primera dama por medio de la Sosep. Y lo de las concesiones millonarias, o el robo del aeropuerto, o el PACUR, o el escándalo de Bancafé y Banco de Comercio, donde hay enorme responsabilidad de gobierno. Ahora es el vicepresidente y sus amigos.

Si alguien perdió compostura en este gobierno fue Eddy Stein. De ser un diplomático atildado, que buscaba cada una de sus palabras antes de hablar, paso a ser un mentiroso de siete suelas, con un cinismo fuera de serie. Convirtió el dialogo en una forma de perder tiempo. Las demandas campesinas o de trabajadores, las hizo languidecer sin soluciones. Otros planteamientos de sectores como los médicos o los maestros tuvieron a lo largo de los años de su desgobierno, largas y más largas. En suma, se paso el dialogo por el arco del triunfo.

Pero esto habla solo de su manera de hacer política, del sentido de sus fidelidades o de su visión del mundo. Que le guste o no, termino siendo de una vulgaridad igual a la de su jefe el finquero Berger. Total, si las demandas no le importan pues que se desgasten. Si los maestros no le gustan y prefiere la educación privada, pues ni modo, habrá que pensar en otro gobierno con otra disposición. Pero…

Lo grave del tema es que ahora aparece implicado en actos de corrupción. Y ello es grave pues el funcionario que no tenía, aparentemente, a la corrupción como debilidad, resulta que ahora le aparecen dos clavos de magnitud que puede ser calificada de grave. Uno es el asunto de IGSS y un banco donde uno de sus familiares aparece vinculado de malos manejos millonarios. Aunque uno no escoja a la parentela y ello no pueda ser utilizado como acusación, a pesar de que el parentesco si de llaves de acceso a múltiples negocios al amparo del poder.

Sin embargo lo mas delicado es la acusación del COS (colectivo de organizaciones sociales) que se ha caracterizado por denuncias generalmente bien fundadas, en relación con un paquete de “consultorias” para un supuesto proceso de transición entre el gobierno que entra y el que sale. Aquí lo que aparece son signos claros de corrupción, de compadrazgos de fin de régimen, de trafico de lo que sea, de influencias, para los cuates, etc.

El pretexto es preparar la transición entre este y el siguiente gobierno, pero para ello no hace falta un documento tipo consultor, que solo sirva para taparle el ojo al macho. Pues lo central es el desastre que se señala por el COS en un campo pagado inserto en uno de los medios de comunicación. Entre los cuales, el desfase entre salarios y costo de la canasta básica y otras linduras del fracaso de un gobierno empresarial manejado desde la cúpula oligárquica. No son consultorías lo que falta.

Lo que hace falta son otras medidas como por ejemplo, si se va a resolver antes del cambio de gobierno, que sin duda se producirá sin continuidad, todo lo fiscal, la Cicig, la puesta en marcha del Inacif, la depuración de la PNC, la captura de los responsables de los asesinatos de los parlamentarios y sus asesinos, o si por el contrario, se pretende dejar esto para los próximos. ¿Y pregunto, estos temas los resuelve una consultoría?

Pero hay más. Hace falta que la transición no deje el país en trapos de cucaracha y que el actual gobierno no deje las arcas vacías con negocios como el de uno de los hermanos de Stein, que a la fecha no se aclara y no es a uno que le corresponde aclarar sino al actual gobierno, al IGSS que esta en la picota y al Banco responsable de estos malos manejos. Me parece que esto es lo mínimo que debería tener un serio y documentado informe de gobierno, no consultorías para salir del paso. Lo contrario es la fuga hacia organismos internacionales o la fuga al estilo Portillo. Que lamentable escenario.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.