Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con Filo
Empadronadas y encabronadas
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 17 de julio de 2007
mszurdo@hotmail.com

En otra gira de trabajo por comunidades del departamento de San Marcos, en la aldea Rancho Bojón, municipio de El Quetzal, tuve una breve charla con un grupo del mujeres que asistían a la reunión convocada por la estructura local de URNG-MAIZ, por cierto, sin la presencia de los hombres que se encontraban en las fincas de la región, presionados porque su inasistencia podría dar lugar a represalias de los finqueros. Por ello una reunión con niños y mujeres. De una gran calidad sin duda ninguna, pero vale la pena recordar que en el campo guatemalteco lo déspota de los finqueros es una presencia constante y no algo del pasado. Es lo que me permite afirmar que en Guatemala los finqueros tienen una mentalidad del siglo XIX.

Pero el punto principal es que en Rancho Bojon, las mujeres en su mayoría me decían, -fíjese que estamos todas empadronadas y muy encabronadas por los abusos de los finqueros, por lo caro de la luz que día a día esta mas cara y con un pésimo servicio, y porque la vez pasada nos robaron las elecciones. En efecto, los finqueros de la derecha en las elecciones del 2003, se robaron las urnas y quemaron los votos para evitar la victoria electoral de la planilla de URNG-MAIZ. Nada del otro mundo si se quiere, apenas una corporación municipal en la montaña marquense, pero resulta que en la región la presencia de la izquierda es palpable, se respira un ambiente de izquierda, y sobre todo, hay la disposición de sacar con votos a la derecha finquera del poder municipal de El Quetzal.

Después de una reunión de tal naturaleza, y al ver la convicción de las mujeres de ese paraje de la montaña de San Marcos, la conclusión fue de hacer un llamado a la defensa del voto, a que se organizaran en brigadas de agitación en la zona para defender el voto del 9 de septiembre. Y es que en muchas regiones del campo guatemalteco, se palpa el giro a la izquierda que están dando las comunidades, se siente que el gigante dormido de la izquierda esta despertando con muchas ganas de ganar en las próximas elecciones y ello es sin duda el principal motivo que hace de esta campaña electoral un proceso de enormes potencialidades.

Después de la reunión con las mujeres de Rancho Bojón, converse con jóvenes en Ayutla, rebautizada no hace muchos años como Tecún Umán, que me decían poseídos por la certeza de una victoria inminente en esa comunidad, que el trabajo de proselitismo se hacía gastando “el caite” de casa en casa, de comunidad en comunidad, porque ellos estaban convencidos de que era tiempo de la izquierda y que la hora de los ricos y sobre todo de los finqueros estaba tocando su fin.

En pocas palabras, encontré en la costa y bocacosta de San Marcos, como semanas antes en el altiplano de ese departamento, la energía que la izquierda necesita para tener el mejor desempeño electoral desde que se participa en elecciones. Es el mismo estado de ánimo en Malacatán en donde una reunión multitudinaria en el parque central, este domingo, permitió decir que en Guatemala estamos hartos de la derecha, de los gobiernos de derecha y que el movimiento se demuestra andando. Es el mismo escenario en las diversas reuniones que tuvimos en cuatro días intensos como pocos. Y todo ello bajo la mirada con cierta sorpresa del enviado especial de Le Monde Diplomatique que acompaño esta gira de URNG-MAIZ.

Adicionalmente nos toco ver una que otra actividad de los partidos de derecha con gente aburrida, pagada, acarreada, y sin el menor ánimo. Puras ilusiones para consumo de los financistas de los partidos. Pero sobre todo, gente acarrada sin saber ni como ni cuando, menos propuestas políticas, contrario al trabajo que desde URNG-MAIZ, hemos estado impulsando, desde radios comunitarias, redes de cable local y reuniones de trabajo incesantes, con el programa como punta lanza. Sin duda, es el tiempo de la izquierda.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.