Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con Filo
Don Mazorcón
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 31 de julio de 2007
mszurdo@hotmail.com

Sololá y Nahualá recibieron el sábado último la visita del candidato presidencial de URNG-MAIZ. En la cabecera departamental de Sololá, una caravana de más de 200 vehículos atestados de gente, acompañaron el recorrido desde el kilómetro120, hasta la plaza central de la cabecera, todo ante el asombro de propios y extraños. Una demostración de fuerza, disciplina, y mucho entusiasmo que al unísono reclamó un gobierno de la izquierda ante el desastre nacional al cual nos ha llevado medio siglo de gobiernos de derecha, que arrancan con el derrocamiento del gobierno democrático de Jacobo Arbenz y el decreto 900.

Pero como la dinámica política de amplios sectores del pueblo guatemalteco, hastiado del mal gobierno se hace presente de múltiples formas, de Sololá, nos dirigimos hacia Nahualá y en ese municipio nos acompañó otra caravana de 100 vehículos, en su mayoría de trabajo, con la gente apiñada en la palangana de cada uno y agitando banderas y gritando consignas sobre el tiempo de la izquierda y la necesidad de sacar a la derecha a fuerza de votos del poder.

En el picop que encabezaba el desfile, iba un personaje, al que a partir de esta nota, denomino Don Mazorcón, que al ritmo de la música de campaña del partido de la mazorca, bailaba como poseído por la certeza de la victoria. Era un personaje vestido de mazorca, grande y gorda, pero que al bailar solo expresaba el estado de ánimo que se vive en las diferentes comunidades del país. En esta ocasión, Don Mazorcón, a quien no pude ver el rostro, aunque conversamos un minuto, decía que era el tiempo de la izquierda y que por eso había inventado un disfraz de mazorca que encabezaba el desfile.

En la multitudinaria concentración de Nahualá, el presentador del acto, que por cierto fue trasmitido por tres radios y un canal de cable local, inició la actividad solicitando un minuto de aplausos para los muertos y desaparecidos de esta comunidad que durante años fue martirizada por la política represiva de los gobiernos de la contrainsurgencia. Y luego la petición de una oración por el descanso en paz de esos hermanos y hermanas.

Mientras tanto, durante los discursos, todos en el idioma local, Don Mazorcón siguió bailando y animando a la concurrencia. Consignas y banderas, incluyendo unas mazorcas hechas de una especie de duroport con el gesto de sonrisa, y con la confianza en la victoria se podían observar por todos los lugres de la plaza. Y como desde hace varias giras y mítines, bombas de feria animando a la gente y diciendo que es el tiempo de la izquierda, con alegría y con toda seguridad.

Todavía estuvimos en otras comunidades como Guineales aldea de Santa Catarina Ixtahuacán, San Lucas Tolimán o San Andrés Semetabaj, y todo ello animado por pequeñas caravanas, o con caravanas multitudinarias como las realizadas el día sábado por la mañana.

Finalmente el domingo por la tarde nos dirigimos al municipio de Villa Nueva, en el departamento de Guatemala para una actividad organizada por la candidata a alcaldesa de los villanovanos, Ada Valenzuela, que en la plaza central de esa localidad, en un acto masivo, dio paso al jolgorio con la participación de un conjunto realmente popular: Los Delfines de Altamar, que con sus rolas populares, hicieron de un mitin político un momento de diversión en una tarde dominical en Villa Nueva. Como en Sololá, en Villa Nueva se vive un momento de seguridad en la victoria. Pero sobre todo, de renovación porque en la última ciudad, la candidata representa en ella misma, la participación de una mujer, joven y portadora de la renovación de la izquierda.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.