Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con Filo
Actualicemos la crítica
Por Miguel Ángel Sandoval - Guatemala, 11 de octubre de 2007
mszurdo@hotmail.com

Uno de los resultados de las elecciones del 9 de septiembre ha sido la proliferación de críticas sobre el desempeño de la izquierda en las elecciones. A partir del dato sobre el porcentaje recibido, se hilvana un conjunto de aseveraciones que tienen de manera general, un desconocimiento de lo electoral y del desempeño durante la campaña política que culminó en su primera fase el 9 de septiembre. Me refiero a lo electoral ya que se trataría de entender que se hizo bien, regular o malo en ese proceso, pues de lo contrario no se pasa de los lugares comunes de acerca de la izquierda realmente existente, esto es, la organizada en partido político u organización social. El esquema que ahora se nos presenta, no es muy elaborado. Solo se toma en cuenta el porcentaje final que nos habla de un 2 y algo por ciento, y todo el resto no se considera. Pues bien, creo que a ese análisis le hace falta algo de información y por ello creo que es importante proporcionarla.

1.- Como primera providencia hay que señalar que los votos para URNG-MAIZ fueron unos 112,000 para un porcentaje de unos 3 puntos, dos diputaciones, 7 alcaldías, unos cuantos segundos lugares en alcaldías y sobre todo, expresiones de fraude en varias municipalidades, particularmente la de Santa Lucía Cotzumalguapa. La cifra y los datos no son muy elocuentes y dan lugar a decir que hacía falta un mejor desempeño. En esto estoy de acuerdo. El resultado no es el mejor. Sin embargo, estos cien mil votos, tienen ahora una estructura nacional, probada y sobre todo, consciente de que el esfuerzo empeñado en una agenda de izquierda, tiene en el futuro próximo un mejor puerto. No se trata de baladronadas, como explico adelante.

2.- Ahora bien, me hubiese gustado leer opiniones sobre el contenido de la campaña política, sobre el programa presentado, sobre el desempeño; datos sobre los recursos empleados, opiniones sobre las expresiones de fraude, y un largo etcétera. Pero sobre todo, argumentos sobre cuáles de los puntos presentados en el plan de gobierno no son o no fueron, los más adecuados. Que puntos no corresponden a un proyecto de izquierda, o si se tiene una visión de izquierda que no tenga un credo antineoliberal, o que se dijera con claridad, que la izquierda hoy debe ser políticamente correcta. O leer opiniones sobre como las concentraciones a lo largo y ancho del país no fueron cargadas de espíritu revolucionario, o sobre que las mismas no correspondían al trabajo político que se debe de hacer en una campaña electoral; pero sobre esto ni una sola línea. Para resumir este punto, me gustaría conocer si mas allá de una “critica” al resultado electoral, hay argumentos que aporten algo a una mejor comprensión del multitudinario esfuerzo que se hizo a lo largo y ancho del país durante los cuatro meses de campaña política.

3.- O también, me hubiera gustado leer, argumentos que se refirieran, a que por cada voto de ANN el costo fue de alrededor de Q965, mientras que URNG-MAIZ, el costo fue Q28, y se opinara algo de los resultados obtenidos. Esto por supuesto de acuerdo a técnicas de medición en términos electorales comúnmente aceptadas y que pueden variar con datos mas precisos. Asimismo, me hubiese gustado leer que a la coalición EG-Winak se le asigno por parte de algunos medios de comunicación y las encuestas, un lugar que la práctica demostró inexistente y que hubo además, de parte de esta corriente, un intento deliberado por marcar distancia del programa de la izquierda, con sus matices claro esta, pero distancia en concreto. Por ello me parece que la crítica tiene en este terreno un grave vacío que le quita pertinencia. Se agrupa en un único saco a todo lo que huela a izquierda sin establecer que hay diferencias entre una y otra propuesta política. En pocas palabras, la izquierda y sus propuestas son concretas, y ello pasa por muchos factores, entre los cuales la naturaleza de las alianzas y los compromisos que se realizaron. Si el argumento es de tabla rasa, el resultado del análisis tiene, necesariamente, que ser limitado, parcial.

4.- En el análisis del desempeño electoral de URNG-MAIZ, falta el componente de la participación de expresiones sociales en diversos lugares del país, con sus luces y sus sombras, lo cual a un ojo desinformado no le dice nada, pero a quienes hicimos la campaña de manera completa si nos dice, y mucho, el compromiso renovado o reencontrado, de los trabajadores bananeros, portuarios, de salud, así como otras expresiones que sería largo de enumerar, entre las cuales campesinas, indígenas o de mujeres o jóvenes. Y ello constituye uno de los filones más importantes de la apuesta electoral del proyecto URNG-MAIZ. Se trata, sin duda alguna, de dar contenido a una propuesta que tiene antecedente en el Manifiesto a la Nación de noviembre de 2006.

Creo oportuno decir, que en los diferentes departamentos del país, ya se han realizado análisis y balances del desempeño electoral, municipio por municipio, y la conclusión dista mucho de buscar excusas y culpables donde lo que hay son otras deficiencias o carencias. Sin embargo lo más relevante de estas reuniones de balance, es la decisión de abordar el tema electoral desde ya, y esto pasa por definir las tareas para el impulso de las actividades electorales por venir, considerando que las mismas forman parte del conjunto de instrumentos de lucha popular que tenemos en nuestras manos. Aquí creo oportuno recordar que la lucha electoral constituye, en el menor de los casos, una tribuna mediante la cual se expone el proyecto de la izquierda a nivel nacional, más allá de que los resultados electorales no sean los adecuados o los esperados.

5.- En el proceso que esta dando inicio, un factor importante es que la lucha social y la agenda que ya está identificada, deben formar parte de los esfuerzos que se impulsen de manera simultánea en los próximos días, semanas y meses. Hay una clara convicción de que las luchas sociales en torno a la tierra deben continuar y profundizarse, que el espinoso asunto de la minería pasa por el apoyo incondicional a las consultas populares en rechazo a la minería de cielo abierto; de igual manera la posición, reiterada a lo largo de la campaña, de exigir derechos laborales plenos y salarios acordes con la realidad nacional. Y de cara al próximo gobierno, debe ocupar un lugar importante un rol de oposición crítica y con definiciones respaldadas en la agenda social que como URNG-MAIZ tenemos. Ello pasa por trabajar de manera activa y creadora los contenidos de la agenda social con todas sus implicaciones, lo cual es lo menos que se puede hacer desde una izquierda que tiene vertientes sociales y políticas. Pero sobre todo, desde una izquierda que no limita el ámbito de su acción política a lo electoral.

De cara a los resultados del 9 de septiembre, dos días después, circulo un documento firmado por el binomio de URNG-MAIZ en el cual junto a una serie de valoraciones se apunta lo siguiente: “Es indispensable trabajar hoy por la triple alianza. El llamado a la constitución de la más grande alianza entre las expresiones de izquierda, movimiento social y organizaciones indígenas es hoy más urgente que nunca. … De igual manera, es impostergable abordar la urgente renovación de las estructuras sociales, políticas o indígenas que se sumaron al proceso de URNG-MAIZ . Ello porque el desempeño no estuvo en todos los casos, a la altura de las responsabilidades. …No es tiempo para considerar una importante victoria los resultados alcanzados. Menos para pensar que logramos un éxito importante. Haber logrado mantener el partido URNG-MAIZ, dos diputaciones y siete alcaldías, no es algo menor, pero seguramente es algo mínimo comparado con el tamaño de nuestras aspiraciones.”

Ello es la síntesis de los propósitos que nos animan. No se trata en ningún caso de “escamotear” los resultados, ni de caminar a contramano de la realidad y los datos históricos, aunque por supuesto, partimos de la constatación de que los actores y actoras son múltiples, así como la reflexión que sin duda alguna debe ser introspectiva. En quienes formamos parte del proyecto URNG-MAIZ, no queda la menor duda de que la renovación, como parte de un proceso, es el signo de los tiempos; que la democratización de las diferentes organizaciones es una tarea indispensable. Y ello es algo que esta inscrito en nuestra agenda. No ver y valorar estos propósitos, que por lo demás están en curso, es insistir en las viejas críticas para los viejos problemas.

Es por ello mi llamado es la actualización de la crítica, pues de lo contrario seguiremos haciendo del pasado la sombra que nos impide ver lo promisorio del futuro que tenemos por delante. Si algo debe caracterizar el debate político entre quienes nos reivindicamos de izquierda, es en primer lugar, los argumentos informados, en segundo el conocimiento de lo que se hace y como se hace, y tercero, la propuesta que vaya mas allá del lugar común que dice que el infierno son los otros.

Es el tiempo de la izquierda y de ello me parece que deberíamos tomar conciencia y afinar nuestros objetivos, que hoy por hoy, deberían de estar centrados en la lucha a brazo partido para frenar o limitar el embate del neoliberalismo que de manera rampante se mueve en nuestro país. Y ello de manera activa, aglutinando fuerzas, concertando esfuerzos, entendiendo la diversidad política en la cual vivimos. Creo que es lo menos que deberíamos de hacer.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.