Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Paz en colombia?
Por Miguel Angel Sandoval - Guatemala, 28 de noviembre de 2007
mszurdo@hotmail.com

Sin decir agua va, el presidente colombiano Álvaro Uribe, cerro la puerta a la paz en Colombia, y sobretodo, se metió en un callejón sin salida al negar las gestiones encabezadas por el presidente venezolano, Hugo Chávez, para buscar un arreglo humanitario para el intercambio de prisioneros.

Estas gestiones eran la vía mas adecuada para tratar de iniciar en ese país un proceso de negociación política para dar fin al largo conflicto armado de Colombia. Pero Uribe dijo no, siguiendo sin duda las instrucciones de los sectores más conservadores y por supuesto, de los EEUU.

Ello, cuando la comunidad internacional, en particular los gobiernos de Francia y de toda la Unión Europea, así como gobiernos continentales como Brasil, Argentina o Bolivia, habían dado un apoyo entusiasta y solidario a dichas gestiones, pues entendían que por la mediación de Chávez se acercaba el momento de definiciones políticas para el conflicto armado colombiano.

Pero lo más grave de todo es que crea, además de una situación insoluble, por ahora, para la paz en Colombia y un enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela. Se trata de una jugada sin mucho sentido, pues quienes saben de la dinámica de estos procesos políticos, entienden que la crisis política interna lo único que hace es postergar la búsqueda de una solución, y en cuanto a las relaciones diplomáticas, se deberá buscar la manera de limar asperezas.

Es absolutamente falso que la razón sea una llamada telefónica no autorizada del presidente Chávez a un militar colombiano. Eso es un vulgar pretexto. Lo cierto es que Álvaro Uribe le dio un portazo a la paz. Le dijo no a la salida política y confirmó, igualmente, que la suerte de los prisioneros en poder de las FARC no le importa.

Desde Guatemala lo menos que podemos hacer es un llamado al gobierno colombiano para que no deje pasar esta oportunidad de acercar la paz y la negociación política. Es nuestra experiencia y de muchos otros países, que hemos transitado por la vía política para terminar con conflictos añejos y luego de ello, construir un país mejor y con otras opciones en la vía de una democracia más incluyente y mucho más participativa. Aunque en ello tengamos un enorme desafío.

Es el momento de decir con toda la fuerza que nuestro apoyo es para las FARC y las gestiones de Hugo Chávez. No podemos permanecer indiferentes ante el drama que hoy se vive en Colombia. Pues la paz es un derecho de ese pueblo y ese derecho no puede ser aplastado por actitudes arrogantes de un presidente como Uribe.

NOTA: Este miércoles 28 de noviembre, a las 17.00 horas en el Paraninfo Universitario, se presenta la Memoria de una Campaña Electoral , de mi autoría, con una serie de materiales sobre la campaña electoral de URNG-MAIZ, que apenas terminó. La presentación dará inicio con un video de 20 minutos con escenas del recorrido realizado en cuatro meses de campaña. Ahí nos vemos.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.