Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La CC y la soberanía de la impunidad
Por Miguel Ángel Sandoval - Guatemala, 19 de diciembre de 2007
mszurdo@hotmail.com

Con la lógica de defender la soberanía nacional y la majestad de las instituciones de nuestro país, la CC ha dicho que las ordenes de captura internacional giradas por la Audiencia nacional de España, no tienen valor pues aquí, como dicen los mexicanos, solo nuestros chicharrones truenan. Una decisión lamentable, sin duda, pues ello nos coloca como país al margen de las nuevas corrientes jurídicas a nivel mundial.

Se ha dicho hasta el cansancio que si algo debe ir aparejado con la globalización es la modernización de algunos conceptos que hacen de los países cotos cerrados, particularmente en el ámbito de la justicia. Por ello es que se ha dado paso a nuevas instituciones como la Corte Penal Internacional. Asimismo, se ha dejado claro que debe de funcionar una juridisccion internacional para los delitos de lesa humanidad y crímenes de genocidio, pero la CC, hace caso omiso de ello y se pronuncia por dejar sin efecto todo este nuevo andamiaje legal.

Y por esa razón, opta por mantener la impunidad como algo “soberano” sobre lo cual nadie puede decir absolutamente nada. Así, de un plumazo, la CC dice a los cuatro vientos que la justicia universal no existe en Guatemala. Que la impunidad nuestra de cada día es un privilegio de los criminales en nuestro país, y que los pactos o convenios internacionales nos hacen los mandados. Así de fácil.

Por supuesto que en otros temas, que si atentan contra la soberanía nacional, se hacen los pendejos. Es el caso del TLC, que contiene severas violaciones a nuestra soberanía, pero en este caso, no tuvieron el decoro de defenderla. Es mas, ante un recurso presentado con pruebas de diversa índole, optaron, en lo oscurito, por decir que el TLC no afectaba nuestros intereses nacionales. Sin ponerse a pensar, por ejemplo, que la solución de controversias ahora se debe de hacer en tribunales extranjeros que se encuentran en el país del norte. Pero ni modo, son los gringos.

En el caso de los militares absueltos por la CC en el momento en que todo mundo, o casi, se encuentra en plenos festejos de fin de año, -resolvieron hace un par de dias- lo que esta en juego no es algo que tenga que ver con la hipócrita defensa de la soberanía, sino que con la necedad de mantener la impunidad como la moneda corriente en nuestro país. Y de manera lamentable, la CC apuesta por la impunidad.

Y sobre esto a las pruebas me remito. Hay una querella presentada al MP, hace ya varios años, por las mismas causas que invoca la Fundación Rigoberta Menchú, y la misma sigue engavetada. Nada se hace al respecto y por ello, que constituye una abierta negación de justicia, es que se acudió a la Audiencia española, que si reconoce la noción de justicia universal para crímenes de lesa humanidad y genocidio.

Lo que si es cierto, es que por ahora la globalización de la justicia no aplica para nuestro país. Y claro, los magistrados que seguramente recibieron ordenes de mantener la “soberanía de la impunidad” de seguro estarán sumamente satisfechos. Que pena.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.