Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con filo
Jueza rechaza pruebas del MP
Por Miguel Ángel Sandoval - Guatemala, 1 de marzo de 2013
mszurdo@hotmail.com

“El (MP) no logró sostener la acusación contra nueve militares acusados de ejecución extrajudicial por el caso Totonicapán, ya que las pruebas que aportó para que fueran enviados a juicio por ese delito no fueron convincentes y no lograron convencer a Patricia Flores Polanco, jueza primera A de Mayor Riesgo”. El titulo de esta nota y el primer párrafo están tomados de Prensa Libre.

El tema tiene muchas otras aristas. Una de ellas es que jueza, no acepto pruebas del MP pero si los “testimonios” de dos funcionarios de la Copredeh, al tiempo que rechazo los testimonios de los vecinos afectados, familiares de las víctimas. En pocas palabras, la instancia de gobierno encargada de la defensa de los derechos humanos, ahora se dedica a justificar las tropelías de la tropa.

En todo caso, sabemos que por el cambio de delito una matanza se convierte en la expresión más degradante del sistema de justicia de este país. Es un hecho que no puede ser presentado como la venganza de fuerzas terroristas, como dice la defensa de las masacres de la época de la guerra.

Ahora se trata de múltiples excusas y de que las pruebas están contaminadas, que los casquillos de las balas tienen alteraciones pues incluso la premio nobel de la paz recogió unos del terreno (pues estaban regados en una área extensa como extenso fue el tiroteo “defensivo” de los soldados, con 6 muertos y 42 heridos.

Ahora la jueza modifica el delito y los soldados con acusados “por incumplimiento de deberes y homicidio en estado de emoción violenta”. Con esta decisión, desaparece el concepto de masacre, cadena de mando y todo lo relacionado con órdenes militares, así como lo que se pueda decir sobre la muerte por balas de varios lugareños. Queda entonces, “homicidio en estado de emoción violenta”.

Al paso que van las cosas y con las muestras de sabiduría de muchos jueces y magistrados, no está lejos en que se pueda hablar de masacres defensivas, o masacres en estado de emoción luego del partido de fut de la sele Como colofón de la nota del matutino, hay una foto que tiene al pie lo siguiente: “Militares escuchan la resolución de la jueza que los benefició con cambio de delito.”

Hoy sabemos que el MP recuso a la jueza Flores Polanco y que además presentó un recurso de amparo ante las muestras claras de obstrucción de la justicia y prevaricato, dos delitos tipificados en el código penal guatemalteco que parte de jueces y magistrados se pasan por el arco del triunfo, como lo demuestra la exigencia de depurar el OJ hecha por la Cicig y por sectores crecientes de la ciudadanía.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
s tanto, el Colegio de Abogados en silencio, la Asociación de Jueces y Magistrados hace silencio vergonzante. Ante ello es necesario decir que un grupo de 18 señalados por la CICIG es apenas la punta del iceberg. La cuenta es mayor, y hay casos emblemáticos que son paralizados por la complicidad para la impunidad por los operadores embozados que pululan en la cloaca del organismo judicial.

Por lo señalado, parecería que lo que toca ahora es la depuración de este antro de la impunidad, con el respeto que me merecen los abogados y jueces honrados, que mientras no se aclare este punto, creo que son la minoría.