Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Letra con filo
Movilización social es la clave
Por Miguel Ángel Sandoval - Guatemala, 5 de julio de 2013
mszurdo@hotmail.com

La situación nacional es de una sociedad en crisis que no encuentra rumbo ni salida. Desde donde se quiera analizar vamos mal. Los últimos gobiernos se desgastan en el ejercicio de la función pública sin resultados de impacto social. Basta uno, a lo sumo dos años, y la gente exige un nuevo gobierno. La dificultad estriba en que no se piensa en otra vía que no sea por un relevo electoral, para volver al mismo ciclo. (No hablo para nada, de regreso al pasado conflicto que asolo el país). Por esa razón existe la sensación de que cada día somos como país más insatisfechos.

Por ello crece la idea de que es necesario desatar la energía social de otra manera que no sea vía procesos electorales que no resuelven los temas urgentes de la sociedad. Y poco a poco, se reflexiona, en sectores que poco a poco crecen, los ejemplos de la primavera árabe y de manera más reciente la sublevación popular en Egipto que parece estar limitada por un golpe militar, y en nuestro continente, la ola de movilizaciones en Brasil que obligó a la clase política a cambios en verdad sustantivos. En los casos señalados, sin la presencia de los partidos políticos tradicionales, tanto de derecha como de izquierda.

El punto central a reflexionar es que la movilización social es consustancial a la democracia, mientras que los partidos políticos, al menos en su forma actual, son la negación de la democracia, o por lo menos, impiden el desarrollo de ésta. Y llegamos a un callejón sin salida que es la idea de que vía alianzas políticas electorales se puede avanzar poquito a poquito pero en verdad, sin salir nunca de la crisis en que vivimos.

En esta lógica, de la movilización como expresión consustancial en la democracia, se pueden, es lo que enseña la experiencia reciente, alcanzar cambios democráticos por la vía de la movilización social, sean estos de naturaleza económica (Brasil) de naturaleza política (Túnez) así como se pueden situar en la agenda nacional temas centrales como la educación (Chile) o sobre el papel de los medios de comunicación (México).

Hay que decir que los temas apuntados, hay muchos más, no han sido abordados ni resueltos por los partidos políticos existentes, ni como gobiernos ni como articuladores del descontento social. Y me parece que es debido a que no han sabido entender la lógica de la movilización social como una expresión básica de la democracia. Este es un tema que pongo sobre la mesa, que demanda un debate abierto y ojalá, el mismo nos ayude a dar paso a una amplia movilización social para derrotar el alza en el costo de la vida y la impunidad crónica que padecemos.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.