Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Recuperar la política o perder el país
Por Miguel Ángel Sandoval - Guatemala, 15 de marzo de 2017
mszurdo@hotmail.com

Es una disyuntiva que de manera general no aparece en las preocupaciones de muchos analistas que son expertos en diagnosticar el país, en señalar las falencias de la mayoría de instituciones, sectores sociales y partidos politicos o de afirmar de forma categórica que somos un estado fallido. Resulta que junto a esta aseveración y tomando en cuenta los diagnósticos sobre todos los temas posibles e imaginables, el rol de la política no aparece o si aparece, lo hace de forma desfigurada. Queda la impresión que el discurso de la política como algo sucio y corrupto por definición ha ocupado el lugar de la reflexión sobre el rol de la política en nuestras sociedades.

Es como afirmo en otros lugares o escritos, el resultado de años de discurso sobre la indispensable disminución del estado cuando no se llega al absurdo de plantear su extinción total y de la urgente entronización del mercado como la piedra angular de todo el sistema económico y político que vivemos. No incluyo lo social pues esto, en el pensamiento neoliberal queda de ultimo o ni siquiera se considera.
En pocas palabras el tema puede plantearse así: desde el discurso neoliberal dominante, lo único que hace falta el que toda la actividad económica (política y social) sea regulada por el mercado. Que por lo demás se auto regula y por lo tanto el Estado sale sobrando, quizá para lo único que sirva es para contribuir a imponer bajos salarios y sistemas laborales pre modernos y seguridad en su versión represiva cuando sea necesario.

En un contexto como este, los partidos políticos salen sobrando pues su función en el Estado que es la de búsqueda de acuerdos y consensos (pactos de nación) son irrelevantes pues el mercado lo resuelve por las reglas invisibles que lo determinan todo. Es por ello el debilitamiento de las instituciones inherentes a un estado democrático pues terminan por ser innecesarias según la visión dominante de los sectores de poder que viven de esas normas y más precisamente, por la de ausencia normas, sobre todo de convivencia social.

De tal suerte que, si no hacen falta instituciones y encima no hacen falta acuerdos entre los componentes sociales de un país cualquiera y en este caso el nuestro, y si solo es el mercado el que funciona, pues es evidente que la política y sobre todo los partidos políticos expertos en generar descalificación a su alrededor salen sobrando y en esa perspectiva todo lo que se haga para deslegitimarla se considera válido. Lo grave es que ese discurso penetra en la sociedad por la utilización ad nausea de los aparatos de información-desinformación del sistema.

En sentido inverso, si pensamos en fortalecer las instituciones democráticas y los acuerdos entre los diversos actores sociales vía pactos que pueden ser fundantes o solo coyunturales, pues es indispensable el rescate de la politica que su función es el fortalecimiento de las instituciones y los acuerdos de país que son esencialmente políticos. Y que es justo decirlo, requieren de esas herramientas que denominan partidos políticos.

Por supuesto que no me refiero a la política tal como la conocemos, que no hablo de los acuerditos bajo la mesa y en lo oscurito y menos de los partidos clientelares sin principios menos ideología a los que nos hemos acostumbrado. Es por la misma razón que he planteado de diversas formas y en diversos escenarios, que hace falta la fundacion de nuevos partidos politicos o la refundacion de los actuales pues esta demostrado que su practica se encuentra en parametros distitnos del quehacer politico noble.

Y cuando hablo de reinventar o regresar a la política como la más alta expresión de las relaciones sociales en una sociedad como la nuestra y otras no hago sino dar nombre a los cuestionamientos a la politica criolla que se encuentra en cualquier conversacion sea entre gente con criterio politico afinado o entusiastas que siempre hay. Parto en esa demanda y analisis, en términos de la filosofía occidental del planteamiento aristotélico del hombre como animal político, que tiene en la cosmovisión indígena y factor de primera línea que es el trabajo comunitario. Y planteo la necesidad de retomar o mejor, iniciar un funcionamiento político con una alta dosis de ética.

En líneas generales este es uno de los contenidos principales de mi libro "Recuperar la política o perder el país". Por supuesto que se pasa revista a lo actuado desde el 2015 con capitulos como el momento de " en estas condiciones no queremos elecciones" o el encarcelamiento de varios funcionarios publicos, sean jueces, magistrados, politicos, militares, diputados, etc. Asi como las reformas minimas y a veces imperceptibles por el gran publico, impulsadas en el congreso de la republica. El libro es editado por f&g y debe estar en las librerías habituales en unos pocos días.

No es una visión teórica producto de los textos leídos o aprendidos en la academia, sino más bien una visión que parte de los hechos que se desarrollan en la vida real para buscar en ellos algunas claves y entender el día a día, así como proponer rutas a mediano y largo plazo. Y por supuesto, la materia prima son los acontecimientos que tienen lugar en nuestro país desde abril del año 2015. No esta demás señalar que muchos de los acontecimientos tienen el sello de lucha contra la corrupción en las más diversas formas y al señalamiento de la resistencia para detenerla con los más diversos trucos o argumentos.

Es un libro de actualidad que invita a reflexionar nuestro país, pero su apuesta central es de convocar a la organización y movilización ciudadana como la mejor manera de contribuir con los cambios que el país conoce y que demandan ser potenciados. Ya la forma en que cada quien se organice y haga su aporte en esa área titánica de retomar la política en las relaciones ciudadanas, es algo que escapa de los planteamientos que hago en el cuerpo de Recuperar la política....

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.