Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 19 - 2022

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Carta Fraterna: A los representantes de los partidos progresistas Urng, Winaq, Semilla, MLP
Por Miguel Ángel Sandoval - Guatemala, 11 de enero de 2022
mszurdo@hotmail.com


Estimados compañeros. Hago esta carta animado por el deseo de ver a las fuerzas progresistas formar parte de una alianza necesaria para intentar el rescate democrático de nuestro país. No hablo de fuerzas políticas con las denominaciones históricas pues eso solo confunde en el debate. Hablo a quienes quieren la democracia real en nuestro país, que, por ahora, está realmente en su mínima expresión, desgastada, sometida a un proceso de demolición.

Como luchador de muchos años por un país mejor, me tomo la libertad de escribir y dirigir esta carta a cuatro personeros de cada uno de los partidos, debido a que no conozco por sus nombres a quienes integran los comités ejecutivos y porque me parece que se trata de dirigir estas reflexiones a personas concretas no a siglas.

La democracia guatemalteca se ha visto sometida a un proceso de demolición que viene dándose de manera clara en los dos o tres últimos gobiernos. Antes se hacía por lo menos el gesto de respetar la institucionalidad y hacer, incluso desmanes, amparados en las figuras democráticas que todos conocemos. Hoy no es el caso. Estamos en un régimen de imposición y de irrespeto por la institucionalidad democrática. En verdad de los restos que quedan.

Soy convencido que hace falta una operación de rescate de la democracia en nuestro país. Y para ello tenemos en la movilización social y las elecciones las dos herramientas principales. La movilización social sostenida es poco probable que se realice en tiempos y profundidad que necesita nuestro país, mientras la herramienta electoral la podemos moldear a nuestra mejor voluntad, y tiene plazos fijos.

Hemos dicho hasta el cansancio que los resultados electorales obtenidos por los partidos a quienes va dirigida esta carta, son suficientes para impulsar un intento por ganar las elecciones y dar un nuevo rumbo al país. Es aritmética simple. Y junto en esa aritmética, está el mensaje de sensatez y altura política que se puede enviar en dirección a la ciudadanía, con el objetivo de conseguir ese cambio. No se trata de sueños lo que les estoy proponiendo. Se trata de pensar con un genuino espíritu democrático en dar un giro a la situación que en la actualidad es insostenible.

Si antes dijimos que no había espacios políticos, hoy tenemos espacios y contamos con las herramientas. Solo con los cuatro partidos políticos y los resultados alcanzados en la última elección, estaríamos cómodos en segunda vuelta y de ahí abierta la posibilidad ganar las elecciones, por el hartazgo y por el cansancio de los usos de la vieja política, pacto de corruptos o la conocida oligarquía. El tramo a recorrer no es muy largo. A ello se agrega una propuesta básica o mínima, que sea capaz de sumar multitudes. Es posible.

Quiero expresar ahora, un sentimiento que es compartido con decenas, cientos, acaso miles de personas. Pensar en afiliarse a uno de los partidos que ustedes representan es una tarea difícil. Como no es un asunto de fe o algo dogmático, el arduo trabajo de escoger una entre varias propuestas, con muy pocas diferencias entre ellas, acaso solo entendibles por especialistas, es realmente complejo. Pues lo real, la verdad, es que no existen diferencias sensibles entre una y otra propuesta.

Pero ahora el planteamiento concreto es la demanda para que las organizaciones a quienes se dirige esta carta, actúen de común acuerdo, vía una alianza política, nadie les pide que entierren sus postulados. Solo que la coyuntura nacional e internacional, demanda actos políticos creíbles, lejos de eso que se denomina por la sabiduría popular como la vieja política. Lo que les pido es que actúen como políticos que piensan que la toma del poder por la vía electoral es una opción que siempre está en primera línea, antes que luchar por espacios testimoniales.

Los ejemplos recientes de Honduras, Chile o el Perú, nos dicen que estamos en época de un gran hartazgo de la vieja política neoliberal, de irrespeto de los derechos humanos, de los pueblos originarios, de los recursos naturales, y del uso de la democracia, solo en ocasión de consultas electorales, pero lejos de sus contenidos centrales.

Quiero dejar claro que hablo en nombre propio, como lo hago desde hace años. Que las opiniones que se expresan en estas líneas son las mías, que en ocasiones he compartido con amigos que piensan de una forma parecida. Una cosa es cierta, parece a todas luces incomprensible que cuatro de las organizaciones a quienes me dirijo, insistan en ir al próximo evento electoral por separado, alegando diferencias que en verdad no existen o se pueden abordar y resolver.

Por informaciones que circulan entre compañeros progresistas o por noticias en medios de comunicación se conoce de varias iniciativas, que de manera general son saludables. Sin embargo, se hacen desde la práctica, quizás por la fuerza de la costumbre, desde posiciones que excluyen al otro. Me parece que es tiempo de dar un giro en ese método de pensar alianzas que se sumen a mi proyecto.

Quiero hacer hincapié, que una alianza se construye con quienes tenemos alguna afinidad y no pocas diferencias, pues no existe alianza entre quienes piensan igual. Asimismo, el ejercicio de buscar aliados se lleva a cabo con la mesa limpia, como se dice. No se trata de hacer prevalecer supuestas fortalezas o de esperar en la mesa tratos preferenciales por anteriores desempeños, o por la autoimagen que se tenga. De ustedes depende que los sectores progresistas guatemaltecos, y de manera general el pueblo guatemalteco, pueda ver con optimismo el futuro y de manera particular las próximas elecciones. Aún hay tiempo para forjar ese instrumento que tanta falta hace.

Fraternalmente, Miguel Ángel Sandoval

Guatemala, enero de 2022.

Con copias a:

Gregorio Chay - urng

Walter Félix - urng

Osmundo Ponce - urng

Aura Escobar - urng

Sonia Gutiérrez - Winaq

Amílcar Pop - Winaq

Rigoberta Menchú - Winaq

Eduardo de León - Winaq

Samuel Pérez - Semilla

Bernardo Arévalo - Semilla

Patricia Orantes - Semilla

Raúl Figueroa Sarti - Semilla

Cirilo Pérez - MLP

Mauro Vay - MLP

Telma Cabrera - MLP

Vicenta Jerónimo - MLP

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.